Judit Nieto, 

Colaboradora editorial. 

@judithng9 

“No hay palabra ni pincel que llegue a manifestar  el amor de padre”.

Mateo Alemán,novelista español

 Y tú,

¿estarías  dispuesto a saltarte la ley para salvar la vida de tu hijo?

Normalmente, se tiende a pensar que la justicia es cuadriculada, que la justicia sólo consiste en cumplir unas normas escritas de las que nadie puede escaparse.  Se tiende a pensar, que la justicia es excesivamente racional y  que no hay lugar para el corazón. Sin embargo, el presente caso ha demostrado que  a veces la mejor forma de ser justo no siempre consiste en cumplir una ley escrita. Ha demostrado, que la justicia es algo más.
Como afirmaba Concepción Arenal  “la compasión es la precursora de la justicia”, esto es precisamente lo que ha ocurrido en este caso que ha conmovido ya a más de medio mundo, este pasado 31 de julio.
El caso se difundió rápidamente  gracias a su aparición en el famoso programa televisivo estadounidense llamado “Caught in Providence“, en el que el juez Frank Caprio  retransmite las audiencias que llegan a su corte. Caprio, es el principal juez municipal en Providence, Rhode Island y el ex presidente de la Junta de Gobernadores de Rhode Island. 

EL CASO

 Día 31 de julio de 2019

El escenario. Una sala de juicios de Providence,Rhode Island.

Se abre el “telón judicial” y  aparece  un anciano norteamericano sentándose ante el juez. El hombre está acusado de exceder el límite de velocidad en una zona escolar, y muestra una leve dificultad para caminar, por eso, se apoya en su bastón. 
“Mr. Coella. Usted está acusado de conducir demasiado rápido por una zona escolar”, le comienza indicando el juez. 
El hombre, alza la vista con una mirada triste y una voz entrecortada. Acto seguido,niega la afirmación y se defiende diciendo que él no conducía rápido “I don’t drive that fast, judge”.
“Yo no conduzco rápido, señor juez. Tengo 96 años, y sólo conduzco de forma lenta. Sólo conduzco cuando tengo la obligación de hacerlo. Yo sólo fui a llevar a mi hijo para que se hiciese  unos análisis de sangre. Él es una persona con discapacidad”, le dice.
El juez le pregunta entonces si estaba llevando a su hijo al centro sanitario.

-“Sí, vamos cada dos semanas porque él tiene cáncer”, le responde.

En ese momento, se hizo en la Sala un silencio estrepitoso.

Las palabras en inglés  “He’s got cáncer” del emocionado anciano, todavía resonaban en el espacio, cuando el propio juez, también emocionado afirmó también en inglés “You are a good man, you are all America is about”.

“Tú eres un buen hombre. Tú eres todo en lo que consiste América.Tiene usted 90 años y se sigue preocupando por su familia”, le dice. Tras esta afirmación, el anciano añadió que su hijo tiene 63 años e insistió que él sólo conduce cuando está obligado a ello.

Por último, el juez señaló: “¿Usted ve a ese joven de ahí? Es mi hijo. Él me está mirando a mí como diciendo “Papá”, cuando tú tengas 90 años, tú vas a conducir por mí. Usted está siendo un mal ejemplo para mi hijo. Está poniendo mucha presión sobre mí. Le deseo lo mejor a usted y le deseo buena salud a su hijo. Su caso ha sido rechazado.”

“Your case is dismissed “

Estas fueron las últimas palabras del juez que liberaron al anciano Víctor Coella de su condena judicial.

 

LA LEGISLACIÓN APLICABLE 

La ley de velocidad de Rhode Island, es una ley “prima facie” y establece que ninguna persona  deberá conducir a una mayor velocidad que la razonable y prudente, teniendo en cuenta los riesgos existentes y potenciales. Por este motivo , al entender que el riesgo existente es mayor en las zonas escolares, el límite de velocidad en  Rhode Island y Massachusetts, en una zona escolar no puede exceder las 20 millas por hora y la mayoría de los casos finalizan con una sentencia desfavorable para el acusado. Las penas por este tipo de delitos suelen depender del caso del que se trate, pero siempre rondan el doble de la cuantía establecida para este tipo de delitos en vías de circulación normales (31 R.I. Gen. Laws Ann. § § 31-14-1, 31-14-3, 31-18-8 (2017).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here