Redacción Editorial, 

Lidia Riera Rojo. 

El recurrente fundamentó su recurso de casación en la vulneración del derecho a la presunción de inocencia, proclamado en el art 24.2 CE , en el aspecto relacionado con la concurrencia de la circunstancia agravante específica de alevosía, entendiendo que no existe la mínima y suficiente prueba que avale la concurrencia de dicha agravante especifica que cualifica el homicidio convirtiéndolo en asesinato.

El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto contra la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, apreciando que existe alevosía en su modalidad de desvalimiento.

Fuente institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here