Redacción editorial, 

Lara Córdoba Silva. 

@lara_cordo 

STS 3 de julio de 2019.

Los hechos acontecen a una primera demanda interpuesta por los compradores frente a constructora por incumplimiento contractual dada la falta de entrega en la fecha estipulada (15 de marzo de 2008) de la construcción de vivienda unifamiliar. El precio fijado fue de 336.408€ habiendo estos entregado hasta la fecha un total de 59.285€. Dada la falta de cumplimiento de la vendedora, los particulares quisieron hacer valer sus derechos mediante esta primera demanda con la pretensión de la resolución contractual y la correspondiente restitución de las cantidades abonadas. Esta primera demanda fue desestimada por la AP de Valencia (30 de junio de 2010) concluyendo la validez del contrato y por tanto obligando a los compradores al abono de la cantidad restante.

En junio de 2013 la mercantil exigió el pago de dichas cantidades, así como emplazamiento para la escritura pública del contrato de compraventa frente notario. A falta de contestación por los compradores en octubre del mismo año la mercantil vendió la vivienda a un tercero.

Una segunda demanda de los compradores en julio de 2015, y razón de ser de la sentencia, la pretensión de la demandante es hacer valer el incumplimiento contractual de la mercantil y la falta de derecho en la venta de la vivienda a un tercero, así mismo, exigía la devolución de las cantidades abonadas y un 3% de interés como cláusula penal estipulado en el contrato, un total de 61.400€. La mercantil además de oponerse, formuló reconvención alegando que la había actuado en deber de buen derecho y estando en deber de retener la cantidad ya abonada.

Tanto la demanda como la reconvención fueron desestimadas por el Juzgado de Primera instancia

La AP de Valencia desestimó el recurso de apelación formulado por los particulares a falta de error de prueba, y a su vez, admitiendo en su integridad el recurso interpuesto por la vendedora conforme que actúo en pleno derecho dada la retención de la cantidad abonada junto con el interés de la cláusula penal y además indemnización de perjuicios dada la venta a un tercero fue a un precio menor que el original.

La Sentencia fue recurrida por la parte compradora por interés casacional e infracción procesal por falta de fundamentación jurídica de la sentencia recurrida. La Sala Primera de lo Civil admitió a casación el recurso interpuesto por los particulares ante la mercantil inmobiliaria y a su vez rechazando la petición de fondo de la mercantil en el escrito de impugnación

La Sala rechaza la petición de fondo, admitida por el órgano de 1ª Instancia, referente al efecto cumulativo de la indemnización de daños y perjuicios junto con la cláusula penal estipulada en el contrato. Esto es debido a que la cláusula penal viene a ser una condición predispuesta en el contrato por la mercantil en el caso de incumplimiento. La propia sentencia hace alusión a la doctrina jurisprudencial de la Sala, así es, la Sentencia 197/2016 de 30 de marzo. “Solo excepcionalmente opera la función cumulativa, cuando se ha pactado expresamente que el acreedor pueda exigir, la indemnización de los daños y perjuicios probados, y además la pena pactada como cláusula penal; por tanto, sólo cuando medie pacto expreso la pena no será sustitutiva de la indemnización, sino que además cumulativa…”

Fuente institucional: CENDOJ 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here