Redacción editorial, 

Pedro Ruiz Sánchez. 

@PedroRsz 

STS 27/06/2019 Nº Res 368/2019.

Don Indalecio compró un camión a la mercantil Servimóvil.

Don Indalecio interpuso demanda contra Servimóvil alegando que el camión presentaba una serie de defectos ocultos que lo invalidaban para el uso al que debía dedicarse. Interesaba la resolución del contrato de compraventa y la condena de la demandada al pago del lucro cesante por la imposibilidad de trabajar con el vehículo.

El Juzgado de Primera Instancia desestimó la demanda considerando que la acción estaba caducada al haber transcurrido el plazo de seis meses del Art. 1490 del Código Civil para denunciar vicios ocultos.

Don Indalecio recurrió en apelación y la Audiencia Provincial confirmó la sentencia de primera instancia. Don Indalecio interpone recurso de casación y recurso extraordinario por infracción procesal.

El TS estima el recurso de casación y devuelve las actuaciones a la AP para que dicte nueva sentencia no pudiendo tener ya la acción civil por caducada.

Parte de que la sentencia recurrida había considerado “que debe ser unificado el régimen temporal de ejercicio de las acciones que se afirman como ejercitadas” concluyendo que “a una y otra ha de aplicársele el plazo de ejercicio de seis meses previsto en el artículo 1490 CC” (el plazo para la resolución contractual es actualmente 5 años y antes 15 ex. Art. 1964 CC).

Recuerda que cuando el vicio o defecto elimina totalmente la utilidad, idoneidad o aptitud de la cosa para satisfacer el interés del comprador, la situación “excede de la prevista en los artículos 1484 y 1486 del Código Civil” (vicios ocultos) y “procede la utilización de las acciones generales sobre incumplimiento total y resolución de los contratos sinalagmáticos”. (Doctrina de la entrega de cosa distinta o aliud pro alio).

Y, respecto a la aplicación por la sentencia recurrida del mismo plazo de ejercicio (6 meses ex. Art. 1490 CC) para ambas acciones señala el TS que no es ajustada a la doctrina del “aliud pro alio”:

puesto que conduce a que se considere extinguida (…) una acción de resolución por incumplimiento que, siendo de carácter personal y no estando sometida a plazo especial de ejercicio, ha de sujetarse al plazo previsto en el artículo 1964 del Código Civil, que era de quince años en el momento de nacimiento de la indicada acción que, en consecuencia, no puede considerarse prescrita”.

Fuente Institucional: CENDOJ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here