Sólo el 30% de los españoles confía en la independencia de la justicia

Tan sólo un 30% de los españoles considera que la independencia de los jueces es buena o muy buena, alrededor de un 10% no sabe o no contesta y el resto, en torno a un 60%, la considera mala o muy mala.

La Comisión Europea ha publicado un análisis sobre la calidad de los sistemas judiciales de la Unión Europea. En uno de los ránkings, España no sale bien parada. Hablamos concretamente de la percepción de independencia por parte de ciudadanos y empresas.

Los datos que arroja este estudio, determinan que tan solo un 30% de los españoles considera que la independencia de los jueces es buena o muy buena, alrededor de un 10% no sabe o no contesta y el resto, en torno a un 60%, la considera mala o muy mala.

Las razones citadas por los españoles para argumentar su desconfianza en el sistema judicial, son numerosas, pero ciertamente sobresale del resto, que muchos consideran patente que la injerencia del gobierno y de los políticos es un hecho, además de la injerencia de intereses económicos.

Estos datos no difieren de las apreciaciones obtenidas por parte las empresas españolas, siendo los datos de percepción bastante similares a los de los ciudadanos. Así, en torno a un 30% considera la independencia del sistema judicial mala o muy mala, un 10% no sabe o no contesta y el 60% restante, mala o muy mala.

Nos encontramos, por tanto, ante el tercer peor dato de los 28 países de la UE, unicamente por detrás de Eslovaquia y Bulgaria. Por contra, en los primeros puestos del ránking figuran países como Dinamarca, Finlandia y Austria, con unas tasas de aprobación que oscilan entre 75% y el prácticamente el 90%.

Hay que tener en cuenta además, que estos datos han empeorado respecto a los del año pasado, cuando un 56% de los ciudadanos consideraban el sistema judicial como malo o muy malo. En el Eurobarómetro de 2016, España ocupaba el número 23 del 28, y actualmente ocupa el lugar 26. El año pasado tenía por detrás Eslovenia, Croacia, Italia, Bulgaria o Eslovaquia. Actualmente, sólo a estos dos últimos.