Redacción Editorial, 

Pilar Nafría García. 

La Agencia Española de Protección de Datos tiene asignada, entre otras competencias, la función  de velar por el cumplimiento de la legislación sobre protección de datos, difundir y proteger los derechos de los ciudadanos, promoviendo entre la ciudadanía y las organizaciones el valor de la protección de datos, e impulsar una labor proactiva que permita detectar el impacto que los nuevos desarrollos tecnológicos pueden tener en la privacidad de los ciudadanos, promoviendo una concepción de la privacidad como activo de las organizaciones públicas y privadas, y como elemento distintivo de la competitividad en el mercado.

Cabe subrayar que esta Agencia ha previsto una iniciativa orientada a impulsar las buenas prácticas en materia de protección de datos,  y entre ellas la convocatoria de premios como el que ahora se promueve para apoyar aquellos proyectos que faciliten el cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos tanto por parte de los responsables privados, como de los organismos públicos.

La Convocatoria de este Premio a las Buenas Prácticas en privacidad y protección de datos personales  se deberá ajustar a una serie de bases entre las que se encuentran las siguientes:

En primer lugar, se debe delimitar el objeto de la convocatoria, el cual es premiar la adopción de buenas prácticas (proyectos técnicos, organizativos, sistemas, métodos, acciones de promoción, materiales de difusión, etc.) que promuevan la adecuación al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y a la Ley Orgánica y su cumplimiento en las empresas, asociaciones y fundaciones del sector privado y los organismos y entidades del sector público, y contribuyan a reforzar la garantías del derecho fundamental a la protección de datos personales, en especial mediante todas aquellas medidas técnicas, organizativas y procedimentales que favorezcan y garanticen los derechos y libertades de las personas.

Por otra parte, la concesión de este premio tendrá lugar siguiendo un régimen de concurrencia competitiva de acuerdo con los principios de publicidad, transparencia, concurrencia, objetividad, igualdad y no discriminación que rigen en la gestión de ayudas y subvenciones públicas de conformidad con lo establecido en las leyes.

Es imprescindible tener en cuenta que este premio se convoca en dos modalidades. Así, la modalidad A es la correspondiente a las buenas prácticas sobre iniciativas llevadas a cabo por las empresas, asociaciones y fundaciones del sector privado para el cumplimiento del RGPD, mientras que el propósito de la modalidad B es evaluar las buenas prácticas sobre iniciativas desarrolladas por los organismos, entidades, órganos y departamentos que configuran el sector público para adaptarse al RGPD.

En cuanto a los requisitos de los candidatos, deberán cumplir lo establecido en cada una de las modalidades, es decir, en la modalidad A únicamente pueden competir empresas, grupos, asociaciones, fundaciones y entidades de naturaleza jurídico privada y en la modalidad B solo podrán incluirse las entidades del sector público entendiendo por estas las comprendidas en el artículo 1 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, así como demás administraciones públicas, administración institucional, órganos constitucionales, Agencia Estatal de la Administración Tributaria, y en general, entes u órganos administrativos que formen parte del sector público, sector institucional y órganos constitucionales (sector público).

Sin embargo, no podrán participar en este concurso los miembros del jurado, colaboradores y personal destinado en la Agencia Española de Protección de Datos, Agencias autonómicas y autoridades extranjeras de protección de datos o aquellos que hubieran sido premiados con anterioridad en este tipo de convocatoria.

Por lo que se refiere a la dotación del premio, este consistirá, en ambas modalidades, en una mención honorífica, mediante diploma concedido al efecto, sin dotación económica, y, en su caso, la difusión de las buenas prácticas premiadas.

Los criterios que se tendrán en cuenta a la hora de valorar los proyectos presentados son idénticos tanto en la modalidad A como en la B, a saber: grado de adecuación del proyecto al objeto del premio, innovación del proyecto y contribución a la creación de una cultura de protección de datos en las empresas privadas y entidades que conforman el sector público y la utilización responsable de la información de carácter personal conforme al RGPD, grado de cumplimiento de los proyectos,  grado de riesgo y complejidad de los tratamientos y garantías encaminadas a salvaguardar los derechos y libertades de las personas.

Hay que mencionar, además que el órgano instructor del procedimiento de concesión  del Premio a las Buenas Prácticas en Privacidad y Protección de Datos Personales le corresponde a la Secretaría General de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Por otra parte, quien se encargará de la valoración será el jurado cuya presidenta será la Directora de la Agencia Española de Protección de Datos.

Por último, de conformidad con el artículo 25.4 de la Ley General de Subvenciones, el plazo máximo para resolver y notificar la resolución del procedimiento no podrá exceder de seis meses. Este plazo se computará desde el 15 de noviembre de 2019, fecha final del plazo de presentación de los trabajos. Se dará especial relevancia a la lista de premiados con ocasión de la celebración del Día de la Protección de Datos en Europa el 28 de enero de 2020. La entrega de premios se realizará en un acto público convocado al efecto.

Fuente institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here