Se confirma la sentencia a unos vecinos de Valencia por los delitos de coacción y delito de daños.

Redacción Editorial,

Lidia Riera Rojo.

Fueron condenados como autores de los delitos de coacción y daños por realizar numerosas acciones como echar líquidos desde su patio, poner la música a todo volumen en las horas de descanso, dar golpes en las paredes y suelos… con la única finalidad de perturbar el normal desarrollo de la vida de sus vecinos, molestarles y no dejarles vivir con tranquilidad.

Los condenados interpusieron recurso de apelación basándose en el error en la apreciación de la prueba, estimando que existen dudas razonables que hacen cuestionar la autoría de los hechos que se imputan a los mismos.

Dicho recurso ha sido desestimado por la Audiencia Provincial de Valencia.

Fuente institucional 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here