Redacción Editorial, 

Lidia Riera Rojo. 

Las demandantes  reclaman dicha cantidad alegando que el retraso del vuelo les generó la pérdida de un día de vacaciones, así como la agravación de la enfermedad de una de las pasajeras. Bien es cierto, que es exigible una efectiva acreditación de que, como consecuencia de la acción, se ha producido un efectivo perjuicio psíquico o emocional en el sujeto, como lo es, la correspondiente prueba de acreditación de la pérdida del día de vacaciones. Las demandantes no aportaron ninguna de las pruebas antes mencionadas, por lo que el Juzgado de lo Mercantil de Madrid desestimó parcialmente la demanda interpuesta contra la compañía y condenó a esta a pagar la cantidad de 1.200 euros mas los intereses legales desde de la reclamación.

Fuente institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here