Redacción Editorial, 

Lidia Riera Rojo

La empresa afectada, en su momento demandó a la Conserjería de Empleo, Políticas sociales y vivienda del Gobierno de Canarias porque ésta interpuso contra la empresa un  expediente sancionador, incoado tras realizar visita de control por incurrir en infracción grave, ” por no haber llevado a cabo la una evaluación ergonómica de las condiciones de trabajo específica de los trabajadores del departamento de pisos “. Se propuso una sanción en su grado máximo (20.491 euros) por el elevado número de personas afectadas. Dicha demanda fue admitida y la sanción planteada por la ITSS se redujo de 20.491 a 2.046 euros.

Téngase en cuenta que la empresa afectada contrató con un Sociedad, la actualización de la evaluación ergonómica del sector de pisos. Se recomendó a la empresa actora la elaboración de estudios preventivos sobre riesgos ergonómicos, aplicación de fuerzas y exposición a movimientos repetitivos , que nunca se realizaron, todo esto antes de que se realizara la visita de control anteriormente dicha.

Los criterios que se tuvieron en cuenta para la reducción de la sanción fueron los siguientes:

  • Incumplimiento parcial de control de riesgos laborales, pues no se aprecia inexistencia del control
  • La escasa peligrosidad del puesto de trabajo.
  • El bajo nivel de siniestralidad tras la internalización del servicio de limpieza
  • En el cómputo de los 61 trabajadores/as contabilizados se incluyó no solo a la plantilla fija sino también a la temporal.

Uno de los puntos más importantes de la Sentencia del TSJ es, sin duda, la expresión “integración de la perspectiva de género”. Expone el Tribunal, que el concepto “peligrosidad” utilizado por la normativa laboral se ha forjado sin perspectiva de género excluyendo aquellos trabajos feminizados como el realizado por las camareras de habitaciones, también se excluyen los movimientos repetitivos que llevan a  cabo las camareras, produciéndoles enfermedades como el síndrome del Túnel carpiano que, sin embargo, en la profesión de carpintería sí está reconocido. Por ello, entienden que la peligrosidad de este tipo de trabajo no es escasa, sino poco apreciada.

Otro de los puntos importantes ha sido el incluir a los trabajadores temporales como un trabajador más, el TSJ dice textualmente lo siguiente: “Efectuar diferencias de trato por razón de la temporalidad contraviene claramente lo previsto en el art. 15.6º , 17 del Estatuto de los Trabajadores en relación con el art. 14 de la CE . Además el propio art. 3 de la LPRL , en su ámbito de aplicación no hace expresa exclusión de las personas trabajadoras temporales , extendiendo su aplicación ” a las relaciones laborales reguladas en el Texto refundido de la Ley delEstatuto de los Trabajadores” .

Por ello, estiman el recurso de suplicación interpuesto por la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda frente a la sentencia del Juzgado de lo Social de Arrecife, y con ello, revocan la Sentencia recurrida y desestiman la demanda planteada por la empresa afectada.

Fuente institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here