Redacción editorial, 

Laura Traistaru. 

Actualmente, se encuentra en vigor el Decreto 199/2003, de 2 de septiembre, por el que se regula el registro de empresas y establecimientos turísticos del País Vasco, en desarrollo de la Ley 6/1994, de 16 de marzo, de Ordenación del Turismo.

Dicha disposición ha sido sustituida por la vigente Ley 13/2016, de 28 de julio, de Turismo, cuyo artículo 24 establece los rasgos definitorios del registro de empresas y actividades turísticas de Euskadi y ordena que su organización y funcionamiento se establezcan reglamentariamente. Por ello, se hace necesario dictar una nueva regulación del registro que lo adapte a las prescripciones legales vigentes.

En concreto, es preciso ajustar la configuración del registro a la tipología de establecimientos y empresas turísticas prevista legalmente, entre las que destacan, por su mayor impacto, las viviendas y habitaciones de viviendas para uso turístico.

Igualmente, ha de preverse la inscripción de las personas guías de turismo, pues, aunque el ejercicio de tal actividad es libre, sí es necesaria una habilitación, que ha de acceder al registro, cuando la misma se desarrolle en el interior de los elementos catalogados del patrimonio cultural.

En consonancia con lo expuesto, el decreto tiene por objeto ofrecer una regulación completa del registro de empresas y actividades turísticas de Euskadi, que se adecúe al contenido de la vigente Ley 13/2016, de 28 de julio, de Turismo. 

En este sentido, la disposición final primera de la norma dispone la inscripción de las áreas naturales de acampada y las áreas especiales de acogida para autocaravanas,  Dichas figuras, en tanto se mantenga vigente el actual Decreto 396/2013, de 30 de julio, de ordenación de los campings y otras modalidades de turismo de acampada en la Comunidad Autónoma de Euskadi, se inscribirán en el epígrafe de “Campings y otras modalidades de acampada”.

En análogo sentido, el decreto se refiere a las empresas o establecimientos que realizan actividades de interés turístico. Bajo este concepto, que contempla las actividades que contribuyan a dinamizar el turismo y favorecer el movimiento y la estancia de turistas en Euskadi, la ley incluye los establecimientos de restauración, las empresas de servicios culturales, como el turismo lingüístico, y de actividades deportivas en la naturaleza, entre muchos otros.

Para que estas empresas y actividades puedan acceder al registro, se hace preciso contar previamente con una regulación que delimite su alcance y contenido, en la que, junto al departamento competente en turismo, han de participar otros departamentos del Gobierno Vasco. Por ello, la disposición final segunda, difiere su inscripción a lo que establezcan los correspondientes reglamentos que se dicten sobre dichas actividades de interés turístico.

Fuente institucional 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here