Judith Nieto Galende

Colaboradora editorial.

@judithng9

¿Hasta dónde llega el poder de una crítica?

¿Pueden unas malas críticas cerrar un restaurante?

¿Quién no ha observado las críticas de un restaurante en el conocido portal de “tripadvisor” antes de acudir a el?

El poder de la digilitación ha cambiado el modo en el que nos relacionamos con nuestro entorno. La mayoría de las gestiones o visitas se realizan con un “sólo click” que nos permite conocer absolutamente todo sobre ese restaurante, tienda , o lugar. Desde como sirven la comida, si ésta es de buena calidad, la actitud de los trabajadores, las condiciones de las instalaciones, y así hasta podríamos seguir hasta el infinito. Cada individuo es distinto,y cada individuo gracias a los medios electrónicos y más concretamente a los portales como ” tripadvisor puede dejar su impronta” en la web para siempre. El poder de estos portales  que dan voz a distintos usuarios cada día es inmenso.

El supuesto de hecho

Esta vez, el juzgado mercantil número 7 de Barcelona ha desestimado una demanda presentada por la sociedad Marina Beach Club en Valencia, que reclamaba 660.000 euros al portal Tripadvisor por dañar la reputación del restaurante y exhibir comentarios calumniosos que tachaban a la comida que allí ofrecían como”tóxica”.

El restaurador, que reclamaba 660.000 euros, acusaba a la compañía de no controlar los comentarios negativos y de no permitirle darse de baja del servicio. Como pruebas principales el restaurador señaló en la demanda tres comentarios y acusa a la empresa, californiana, de no controlar los comentarios negativos incluso cuando son falsos.

¿En qué consistían los supuestos comentarios?

Las opiniones de los usuarios eran diversas: un usuario acusó al restaurante de “estafar a la Seguridad Social”, así como de tener un“personal enchufado mal cualificado” y de llevar “una chapuza de gestión de negocio”, comentarios que que a  ojos del restaurador, suponían no sólo una fuga de dinero, sino unas acusaciones que carecían de sentido sobre delitos que éste no había cometido.

Por su parte, Bradford Young,vicepresidente de la compañía apuntó que sí que se realizan controles sobre los comentarios publicados, pero que lo que no se realiza es fact-checking”, es decir, no se comprueba si los datos son falsos.  Concretamente señaló  que disponía de dos “sistemas de control”: uno “proactivo” (automático, con algoritmos e intervención humana) y otro “reactivo”, mediante el contacto con los establecimientos.Asimismo, el comentario sobre la seguridad social fue eliminado automáticamente.

Young asegura que, si diese de baja a los restaurantes que lo solicitan, Tripadvisor estaría atentando contra la  libertad de expresión que es un derecho humano básico”y al  “derecho a la información” de los viajeros.

¿Qué dijo el juez?

El juez desestimó la demanda, presentada por el restaurante argumentando que  Tripadvisor no basaba su modelo de negocio “en la mayor o menor reputación de los establecimientos que tienen un perfil creado su web”. De igual manera, recalcó que el portal sí que realizaba un control sobre las opiniones de los usuarios.

No obstante, en la sentencia también reconoció que en este caso al “concurrir las notas suficientes de novedad y de dificultad como para apreciar razonables dudas de derecho y no se deberían imponer las costas al restaurador.”

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here