Movilidad Urbana: La evolución del sector del automóvil

Por D. Alfonso Perona

El sector del automóvil se encuentra en un proceso de transformación y evolución, que condicionará el concepto de automóvil y su uso de una forma novedosa y que nunca se había visto en este sector.

Todas las tendencias y evoluciones del sector del automóvil tienen, según los diferentes estudios, un umbral de materialización entre los años 2030 y 2040. Esta evolución se debe a dos factores como son la evolución tecnológica y el cambio de comportamiento de los usuarios hacia el vehículo compartido y la reducción de la compra de un vehículo.

 

La evolución tecnológica o la digitalización del sector, nos conduce hacia la conectividad de los vehículos, el coche autónomo y el cambio de combustible tradicional hacia una mayor pluralidad de combustibles. Ya estamos viviendo estos cambios con la irrupción sobre todo de los nuevos vehículos eléctricos y de los coches híbridos, que con un incremento de las ventas se posicionan en el mercado, como alternativa a los combustibles derivados del petróleo.

Otro de los aspectos importantes que empuja a los cambios en el sector y que tiene efectos en toda la sociedad es el cambio o la evolución de los planteamientos sobre la movilidad cotidiana que realización las personas. Una evolución que tiene su punta de iceberg en los cambios de costumbres de los usuarios por la existencia de una mayor concienciación ambiental y con ello a nuevos planteamientos de la movilidad que se fundamenta en la necesidad de cambios para reducir los actuales niveles de contaminación.

Estos cambios están avanzando de forma muy rápida en las sociedades europeas y que tiene su exponente más destacado en el incremento de los usuarios que pagan por uso del vehículo en lugar de destinar dinero a la compra de un automóvil. Los usuarios están evolucionando de la propiedad del automóvil hacia un pago por uso, sobre todo esta tendencia se aprecia en los grandes núcleos de población.

Según datos del informe de PwC[1] publicado en febrero de 2018, se indica que Europa en el año 2030 tendrá 80 millones de coches menos como consecuencia del transporte compartido y de la digitalización del sector y que los trayectos en coche compartido podrían alcanzar un 35% de los kilómetros en Europa, mientras en Estados Unidos estarían en un 34% y China en el 46%. Pero el aumento de la población y una mayor demanda de servicios de movilidad van a provocar un incremento de los kilómetros recorridos por persona y año.

Pero el cambio que esta centrando más los focos de la argumentación y en ocasiones la especulación, además de suponer una inversión notable del sector automoción es uno de los cambios más importantes que debe afrontar como es el resurgir del coche propulsado con motor eléctrico. Y la expresión resurgir no es gratuita ya que en los albores del inicio del automóvil como medio de desplazamiento y antes de los motores tradicionales que funcionaban con derivados del petróleo se planteo la circulación con motor eléctrico, pero la poca tecnología de baterías, mucho peso y poca duración, desaconsejaron su uso.

En los próximos años no todo será coche eléctrico, se considera que en los años 2030-2040, el 40% de los coches matriculados serán eléctricos puros o híbridos. Como indicaba estamos ante la pluralidad de combustibles que tendrán que convivir en el mercado y la aparición modesta, pero según expertos con futuro de los vehículos movidos por pila de combustible alimentada por hidrogeno.

En definitiva, estos profundos cambios en el sector de la automoción van a condicionar una nueva movilidad, que sobre todo en las ciudades además de tener su banco de pruebas serán la realidad más visible. Pero seamos realistas no existe un criterio claro de cuál será la energía del futuro, son muchos los expertos que consideran que la movilidad urbana de los próximos años no se puede basar solo en el coche eléctrico, y que este será un elemento de transición para mejorar los aspectos ambientales relacionados con la movilidad, pero el futuro de la mejora de la calidad de vida de las ciudades necesitará de más medidas que no solo son el cambio de combustible.

[1] https://www.pwc.es/es/sala-prensa/notas-prensa/2018/2030-europa-ochenta-millones-menos-coches.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here