Judith Nieto Galende

Colaboradora editorial.

@judithng9

Hace unos días el Tribunal Constitucional avaló en una sentencia pionera en materia laboral la extinción de un contrato laboral por causas objetivas , aunque las faltas de asistencia sean justificadas y se hayan producido de forma intermitente.

Ahora, tal y como informó el reconocido sindicato  de UGT, la empresa Atento Teleservicios ha despedido por bajas intermitentes justificadas a una trabajadora de su centro de Lleida  En concreto, la dirección de Atento ha despedido a la presidenta del comité de empresa de su centro en Lleida y representante de la UGT de Catalunya haciendo uso del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores, que justifica el despido objetivo de un trabajador que falte el 20% o más de días laborables en su centro de trabajo de forma justificada durante dos meses. En el caso ventilado, la trabajadora despedida estuvo de baja médica en varias ocasiones durante los meses de marzo y abril y sus ausencias fueron justificadas.Las ausencias  de la trabajadora fueron de 4, 1 y 13 días hábiles cronológicamente por incapacidad temporal. El porcentaje de ausencias acumulado por tanto, es del 42,86%, el doble de lo que fija la ley como inicio de una causa de despido.

¿Se está generalizando una práctica empresarial perjudicial?

LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA 

Recordemos que el reciente fallo del constitucional , ya ha sido criticado por varios juristas. Entre ellos destacaba  el voto particular de Maria Luisa Balaguer, en el que la jurista explicaba , que la libertad económica o de empresa no podía anteponerse a la salud y que esta medida, acrecentando las diferencia  existentes entre hombres y mujeres. Esta discriminación indirecta por razón de sexo ,podría producirse como explica la Magistrada porque “las mujeres sufren en mucha mayor medida que los hombres la carga de la doble jornada, laboral y familiar” y esa situación “repercute notablemente en su salud y en su actividad laboral”, lo que “las deja expuestas en mucha mayor medida a sufrir bajas por incapacidad laboral de corta duración o a faltas de asistencia debidas a sus cargas familiares”.

En este mismo sentido, hacia referencia la Magistrada a la sentencia en la que  el Tribunal Constitucional STC 145/1991, de 1 de julio, FJ 2, hacía especial énfaiss en  la particular prohibición constitucional de la  discriminación por razón de sexo, como signo de pertenencia de la mujer a un grupo social determinado históricamente infravalorado.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here