Las DLT y ‘blockchain’ libros de registro digitalizados. Oportunidades y desafíos legales.

La Comisión Europea ha lanzado un enfoque integral en relación con las DLT y el Blockchain en materia de gobernanza, cooperación e inversiones que fomente las aplicaciones basadas en dicha tecnología, incorporar los estándares internacionales y facilitar con la comunicación entre reguladores y operadores.

Colaboradora de la redacción editorial: Mónica Martínez Castañeda. @mmcastan5

Una DLT (Distributed Ledger Technology) es una base de datos que gestionan varios participantes y no está centralizada. Blockchain es un tipo de DLT, es decir una base de datos compartida como bloques de información que forman una cadena. Los bloques se cierran con una “firma” criptográfica llamada “hash”, el siguiente bloque se abre con ese “hash” y de esta manera se certifica la autenticidad de la información. “Blockchain” es la tecnología que sustenta la criptomoneda “bitcoin”.

Los países de la UE, junto con Noruega y Liechtestein, firmaron en abril de 2018 un acuerdo de partenariado “para potenciar los servicios con base en la tecnología blockchain en beneficio de la economía, los ciudadanos y la sociedad”.  Para ello se creó la Infraestructura de servicios Blockchain EBSI (European Blockchain Services Infrastructure). Está previsto que este año 2020 se despliegue una red de nódulos a través de Europa que dé soporte a aplicaciones de uso público.

En diciembre de 2019 la Comisión Europea lanzó una consulta abierta como paso previo a la adjudicación de servicios para el despliegue de la Red. Las empresas interesadas a dar su opinión sobre la gestión y futura arquitectura de la tecnología blockchain pueden hacerlo hasta el 2 de marzo de 2020 a través de la consulta:

https://ec.europa.eu/eusurvey/runner/b33a9f4e-1e1a-27e1-e0ae-3d092366275b.

Además, existe una plataforma de colaboración público privada en el ámbito europeo, la  International Association for Trusted Blockchain Applications (INATBA)  que se constituyó para promover una gobernabilidad transparente, la interoperabilidad, la certidumbre legal y la confianza en los servicios promovidos con base en la tecnología DLT.

Para los operadores jurídicos es crucial prestar atención a las oportunidades que pueden abrirse con base en estas tecnologías que permiten ofrecer servicios digitales descentralizados, transparentes y seguros.

Las aplicaciones con base en las DLTs pueden transformar la manera de usar el internet y los servicios digitales ¿Cómo?: entre otras ventajas la tecnología Blockchain “diluye” la frontera entre datos y documentos y esta posibilidad de pasar “de la gestión del dato” a la del “documento” ofrece nuevas oportunidades tecnológicas al permitir archivar, mantener y actualizar títulos, legajos, diplomas y otros instrumentos completos (con firma) como pueden ser títulos de propiedad, compraventa, transacciones hipotecarias, historias clínicas, registros de origen, patentes etc, de manera descentralizada.

Por suponer aplicaciones prácticas, por ejemplo, para los registros de origen y dado que la tecnología blockchain permite dar trazabilidad de las transacciones comerciales, esta tecnología permitiría salvar los fraudes en la comercialización de productos que quieren o deben certificar su procedencia ante el consumidor (desde diamantes hasta productos con denominación de origen).

Al mismo tiempo, las oportunidades comerciales necesitan respuestas tecnológicas y legales, el procesamiento de bloques demanda una gran cantidad de energía y en el ámbito legal hay varias incertidumbres. Entre otros desafíos sería muy conveniente contar con un soporte normativo común que refuerce el cumplimiento y los conflictos de jurisdicción en caso de disputas legales y de respuesta a los problemas que puede suponer la Tokenización (encriptación).  En ese sentido el marco legal actual puede no ser el mas adecuado para comercializar activos encriptados distintos a los instrumentos financieros, por ejemplo, podría ser necesario hacer compatible el uso de esta tecnología (de cadenas imborrables) con las disposiciones en materia de protección de datos personales como las relativas al derecho al olvido.

Con grandes expectativas en las oportunidades que ofrece esta tecnología, desde Informativo Jurídico nos mantendremos muy atentos a los acontecimientos y avances legales en la materia.

 

¿Qué son los Premios Economist & Jurist 2020?

En ediciones anteriores

Una oportunidad única de visibilidad y relaciones en el sector jurídico

Embajadores de los PREMIOS ECONOMIST & JURIST

 

Reserva aquí tu entrada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here