Colaboradora Editorial, 

Esmeralda Vílchez Domínguez.

@esmeraldavildo

La reciente noticia sobre el infarto de miocardio sufrido por un conductor de autobuses de 70 años ha provocado dudas sobre la viabilidad de responsabilidad en este tipo de accidentes. De este modo se ha planteado si podría existir un supuesto de “fuerza mayor” que consecuentemente exoneraría al conductor de toda responsabilidad a la hora de responder con su seguro.

La reciente respuesta de la Audiencia Provincial de Barcelona ha respondido a estas cuestiones tratando a fondo el régimen de daños en situaciones de accidentes, fuerza mayor y causas imprevisibles.

En este sentido la Sala ha hecho alusión al Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/04 de 29 de octubre disponiendo que “será responsable de un accidente el conductor que cree riesgo en la conducción y provoque unos daños a las personas o a los bienes”. En cualquier caso, dichos daños estarán exentos de responsabilidad en los supuestos en los que intervenga una causa de fuerza mayor, siendo esta “extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo”.

Dicho lo anterior, ¿sería un infarto de miocardio un supuesto de fuerza mayor? El Tribunal estima conforme al artículo 1.1 del RD 8/04 nombrado en el párrafo anterior que un infarto no puede exonerar la responsabilidad puesto que sería un caso de “fuerza mayor”. O, dicho de otro modo, el Tribunal no incluye el infarto de miocardio en una causa “extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo”. Todo ello sumado a las características del conductor, pues este tenía 70 años y no se puede acreditar la inevitabilidad de este suceso. Incluso si la compañía de seguros lo pudiera acreditar de algún modo, la carga de la prueba le correspondería a la compañía aseguradora del siniestrado.

Finalmente, al no considerar el infarto de miocardio como un supuesto de “fuerza mayor”, deberá aplicarse el Régimen General Civil de Daños, concretamente el artículo 1.902 del Código Civil y el artículo 79 de la Ley del Contrato del Seguro.

Fuente Institucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here