Judit Nieto, 

Colaboradora editorial. 

@judithng9 

¿El sueño americano ha llegado a su fin?

¿Son las redadas una cuestión que sólo aparece en las películas o una ficción convertida en realidad?

¿Se respetan realmente los Derechos Humanos?

El historiador James Truslow definió el sueño americano en 1931 de esta manera: “La vida debería ser mejor y más rica y llena para todas las personas, con una oportunidad para todo el mundo según su habilidad o su trabajo, independientemente de su clase social o las circunstancias de las que proviene.”Sin embargo, no todos están de acuerdo con este ideal.

Con Donald Trump en el poder, el controvertido presidente, que en lugar de trabajar para servir a la justicia ha decidido “poner a la justicia a su servicio”, se ha intensificado la organización de  una serie de redadas de deportación coordinadas y  se ha endurecido la legislación en materia de inmigración en Estados Unidos.

La autoridad encargada de estas “redadas” es el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos más conocido como “ICE”, que es una agencia del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Tiene su sede en Washington, DC. y fue creado por el gobierno de los Estados Unidos en marzo de 2003, como organización sucesora del Servicio de Inmigración y Naturalización.

Las redadas y las deportaciones masivas en EEUU ya han sembrado el miedo en varias comunidades de inmigrantes y han puesto en peligro a miles de compañías. La situación es preocupante.

La policía migratoria ICE  ha detenido este verano en una sola operación a 680 trabajadores (107 de ellos mexicanos)  en una central de procesamiento de alimentos de siete plantas ubicada  Misisipi. Esta ha sido la mayor redada en la última década. Muchos niños volvieron a su casa sin poder volver a hablar con sus padres. Alrededor de 600 agentes se desplegaron por las siete plantas cercando los perímetros de las locaciones para evitar que los trabajadores escaparan. Los trabajadores detenidos llenaron tres autobuses: dos para hombres y uno para mujeres. Tras estos hechos, los agentes los trasladaron a un hangar militar para que fueran procesados por violar las leyes de inmigración. Mientras que otros detenidos que pudieron demostrar que tenían estatus legal  inmediatamente fueron puestos en libertad.

EE.UU. anunció en julio de este año un nuevo sistema de deportaciones exprés para expulsar inmigrantes sin pasar por los tribunales

Trump no sólo se ha conformado con imponer un nuevo requisito en la “Ley de Ajuste Cubano” con el objetivo de atacar la elegibilidad para las personas nacidas en el exterior de padres cubanos. Sino que además, ha revolucionado la política de inmigración en EEUU. Con la nueva normativa, cualquier migrante indocumentado que no demuestre que lleva en el país dos años ininterrumpidos podrá ser expulsado inmediatamente sin necesidad de ningún proceso judicial.

¿Qué ha cambiado respecto  a la normativa anterior?

Hasta ahora, sólo quien era detenido a menos de 160 km de la frontera y llevaba en el país menos de dos semanas podía ser deportado de manera expedita. De forma, que los inmigrantes  que se encontrasen en el resto del país o que no demostrasen que llevaban más de dos semanas eran enviados a los tribunales para tramitar su deportación con derecho a un abogado.

No obstante, la nueva norma  establece que una persona puede ser inmediatamente deportada independientemente de dónde se encuentre y sin que sea necesario que acceda a un representante legal. En palabras de el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés)  la nueva normativa permitirá expulsar más inmigrantes de manera más efectiva.

La nueva regla migratoria anunciada por el gobierno de Trump ya está activa desde este 1 de septiembre, y ha puesto en guardia a la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

Cabe resaltar que la nueva medida afecta directamente a los extranjeros que tienen antecedentes criminales y que no pueden probar que han estado en el territorio estadounidense en los últimos dos años.

ESTO NO ES NUEVO

La  figura jurídica de la deportación acelerada no es nueva en Estados Unidos, aunque si bien es cierto sí que se contemplaba en ésta la presencia de un abogado. Este tipo de deportación“Se había incluido ya en la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) en 1997, pero solo se aplicaba a personas arrestadas en las primeras 14 millas de la frontera”. “El gobierno de Obama la extendió a 100 millas desde la frontera y el gobierno de Trump la incluyó en el Memorandum de John Kelly a principios de su presidencia, en  el año 2017, ampliándola a todo el país”.

¿Quiénes se libran?

La nueva regla de Deportaciones  excluye a ciudadanos y residentes legales permanentes, y también a aquellos extranjeros que fueron admitidos legalmente en Estados Unidos (entraron con una visa por un puerto de entrada terrestre, aéreo o marítimo) “o pueden establecer presencia física durante al menos dos años”.

Los inmigrantes que se enfrenten a la expulsión acelerada podrán proporcionar documentos del banco, arrendamientos, escrituras, licencias, facturas, recibos, cartas, registros de nacimiento, registros de la iglesia, registros escolares, registros de empleo, pagos de impuestos o evidencia de encuentros anteriores de la policía para demostrar que han residido en el Estados Unidos durante al menos dos años, según el memorando. Asimismo, se  establece que si una persona no puede proporcionar evidencia en el momento de un encuentro con ICE, “se le permitirá una oportunidad breve pero razonable de obtenerla o comunicarse con un tercero para obtener dicha evidencia”.

¿Cuál ha sido la situación hasta ahora ?

EL PROCESO DE DEPORTACIÓN

  1. Las víctimas de las operaciones

Aunque millones de personas viven en Estados Unidos sin autorización y periódicamente son blanco de deportación, los operativos más recientes han estado dirigidos especialmente a familias de Centroamérica que han estado llegando desde el otoño, sin importar que muchas de ellas hayan presentado sus correspondientes solicitudes de asilo.

Los intentos del presidente Donald Trump de frenar el aumento en la migración no tienen límites.Con las redadas se busca deportar a padres, madres y criaturas que no son elegibles para quedarse en el país meses después de su llegada, como un modo de disuadir a otros de que vengan.

El caos es absoluto. Los derechos se vulneran. Pero las irregularidades continuan sin que nadie pueda frenarlas.Varios abogados migratorios, han señalado ya  que a veces se les da una orden de comparecencia sin lugar o fecha. O que se presentan en el tribunal solo para que se les indique que no se les pidió comparecer a esa hora o ese día.

2. ¿Qué sucede en el momento del arresto?

Los agentes deben esperar a que la persona abandone su hogar de forma voluntaria para arrestarla. Pero a veces no es tan fácil , por lo que  a menudo  los agentes esperan cerca de una residencia antes del amanecer para asegurarse de que la encuentran. En el pasado, las autoridades  estadounidenses incluso han recurrido a los  engaños para lograr que las personas cooperen, como fingir que buscan a alguien más, de acuerdo con Charles Kuck, un abogado de inmigración en Atlanta.

El procedimiento es simple y certero. Los agentes también suelen acechar la casa con días de anticipación a bordo de vehículos sin marcas oficiales y fotografías de sus objetivos.

Las personas sin autorización para estar en Estados Unidos tienen derechos básicos cuando son arrestadas(tienen derecho a guardar silencio y no otorgar su consentimiento para que se realicen búsquedas o cateos). Aunque no se pueda verificar la identidad de la persona, los agentes de todos modos pueden arrestarlos. Hay casos en los que la persona arrestada poseía una “green card” o “tarjeta verde” de residencia en EEUU.

3. Después se les lleva a una oficina local del ICE para procesarlas

Los procesos de deportación pueden llegar a ser en algunos casos extremadamente largos. Mientras una persona espera a que se le procese, un abogado puede presentar una moción para reabrir su caso de deportación, para retrasar su expulsión del país. Aunque lo normal es que  se les conceda a los abogados una reunión por Skype con su cliente. Sin embargo, este asunto puede tener lugar meses o semanas, antes de que se les agendase una audiencia.Audiencia, que dejará de ser necesaria con la nueva normativa estadounidense, en la que la presencia de los abogados ha dejado de ser necesaria.

4. Pero ¿Qué sucede después de que una persona ya es deportada?

Una vez que se agotan todas las alternativas legales o si la persona accede a la deportación, empieza el proceso para expulsar físicamente a la persona de Estados Unidos. La celeridad de la deportación depende del origen de la persona.Con la anterior normativa este tipo de procesos solían durar entre 3 o 4 meses.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here