La Unión Europea ratifica el papel clave de la Economía Social en el futuro de Europa

▪ Así se puso de manifiesto en el Día Europeo de las Empresas de Economía Social celebrado en Estrasburgo en el que se dieron cita altos representantes de las Instituciones Comunitarias, Gobiernos, y representantes de la Economía Social ▪ El presidente de CEPES y de Social Economy Europe, Juan Antonio Pedreño, destacó que la Economía Social “es una realidad empresarial en expansión que garantiza la prosperidad y un futuro sostenible en la UE, debido a los valores y compromiso que aporta nuestro modelo empresarial” ▪ En este acto, el Gobierno de España releva al Gobierno Francés en la presidencia del Grupo de países que apuestan por el desarrollo y fomento de la Economía Social en el que participan 14 Estados ▪ La Economía Social representa el 8% del PIB de toda Europa, con más de 2,8 millones de empresas y 13,6 millones de empleos

Tribunal-Justicia-Union-Europea-Foto_EDIIMA20141119_0274_13.jpg

Estrasburgo, 28 de noviembre de 2019.- Estrasburgo acogió ayer la cuarta edición del Día Europeo de las Empresas de Economía Social, con el que las Instituciones Comunitarias reconocen la importancia de este modelo empresarial que representa el 8% del PIB de la UE, con 13,6 millones de empleos y 2,8 millones de empresas y entidades, y que sirve a la vez para darle visibilidad.

 

El presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) y Social Economy Europe, Juan Antonio Pedreño, declaró que “el Día Europeo de las Empresas de Economía Social es una fecha clave porque visibiliza los valores y principios con los que están permitiendo a la economía social ser reconocida como un actor que está ayudando a construir una Europa más competitiva, solidaria y sostenible”.

 

Además, Pedreño destacó que “nuevamente se pone de relieve a través de esta celebración la relevancia que las Instituciones Europeas y los gobiernos de los Estados miembros, como el Español, otorgan a la Economía Social como herramienta de éxito comprobado para garantizar la prosperidad y un futuro sostenible en la UE, debido a los valores y compromiso que aporta nuestro modelo empresarial”. “Ha llegado la hora de la Economía Social en Europa”, resaltó.

 

En este sentido, el presidente de CEPES y Social Economy Europe hizo hincapié en la importancia de que se renueve el Intergrupo de Economía Social del Parlamento Europeo y que durante esta legislatura la UE se dote de un Plan de Acción Europeo que dé continuidad y amplíe el abanico de medidas que la Comisión está actualmente ejecutando a favor de la Economía Social y fomente y desarrolle este modelo de empresa clave para la Unión”.

 

Además, intervinieron altos responsables gubernamentales y de las instituciones europeas, como el comisario de Empleo, Nicolas Schmit; el presidente Comité Económico y Social Europeo (CESE), Luca Jahier; la secretaria de Estado de Empleo en funciones del Gobierno de España, Yolanda Valdeolivas; la presidenta de la sección de Mercado Único, Producción y Consumo del CESE, Ariane Rodert; la responsable de Economía Social de la Comisión Europea, Ulla Engelmman; el presidente del Comité de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz; y el Alto Comisionado de Economía Social del Gobierno de Francia, quien pasó el testigo de la presidencia del Grupo de Gobiernos a España, Christophe Itier.

 

Valdeolivas destacó que “el día de hoy es muy importante para España porque asumimos la presidencia del Comité de Seguimiento de los Gobiernos de la UE comprometidos con la Economía Social”. Añadió que “es una gran responsabilidad que asumimos con ilusión y que si bien va a seguir una línea de continuidad con lo iniciado por el Gobierno Francés, se diseñarán nuevas actuaciones para visibilizar y desarrollar la Economía Social como pilar fundamental de la construcción de Europa por su contribución a la cohesión social, económica y territorial”.

 

Jahier mostró el apoyo incuestionable del CESE: “La Economía Social es un actor empresarial clave para implementar el Pilar de Derechos Sociales y para afrontar algunos de los retos de Europa como el futuro del trabajo, la despoblación, el envejecimiento o el cambio climático”.

 

El comisario de Empleo hizo su primera intervención pública tras la aprobación del nuevo Colegio de Comisarios ese mismo día. Trasladó su compromiso para seguir potenciando a este modelo empresarial que definió como “la Economía del Futuro”, que “forma parte de las soluciones ante los desafíos de Europa”. Schmit expuso la necesidad de coordinar a todas las Instituciones Europeas, Gobiernos y actores que trabajan por la Economía Social para situarla en la construcción legislativa y en los instrumentos de fomento empresarial, de cohesión social, de innovación tecnológica y social y de transición ecológica para un desarrollo sostenible”.

 

Declaración de Estrasburgo

 

El acto finalizó con la lectura de la Declaración de Estrasburgo que refuerza la hoja de ruta para situar a la Economía Social en la agenda de la nueva Legislatura Europea.

 

La Declaración demanda la renovación del Intergrupo de Economía Social en el Parlamento Europeo como foro clave de desarrollo institucional y la designación de un Comisario Europeo que específicamente tenga competencias en Economía Social.

 

Además, enumera prioridades para el desarrollo de la Economía Social a través de una iniciativa política global y coherente que se centre en:

 

–        Dar orientaciones a los Estados Miembros sobre los valores comunes que definen las empresas de Economía Social y apoyarles en la elaboración de políticas públicas eficaces

 

–        Integrar las empresas de Economía Social en todas las políticas de mercado único y relacionadas con el emprendimiento y las pymes, asegurándose que estas políticas tengan en cuenta las especificidades de las empresas de Economía Social

 

–        Desarrollar un ecosistema financiero apropiado, promover las inversiones estratégicas en proyectos de Economía Social innovadores y sostenibles e identificar a la Economía Social como una prioridad de los programas de financiación de la Unión Europea

 

–        Asegurar que las empresas de Economía Social se benefician de la transición digital, integrando a la Economía Social en el mercado único digital

 

–        Sensibilizar, mejorar la visibilidad y el reconocimiento promoviendo estadísticas oficiales sobre la situación de la Economía Social en toda Europa

 

–        Garantizar la participación de la Economía Social en el diseño del Semestre Europeo

 

–        Apoyar a los poderes públicos para integrar la Economía Social en todos los niveles de enseñanza del sistema educativo

 

–        Velar porque todas las Instituciones públicas a nivel local, regional, estatal y europeo incorporan procedimientos de contratación pública socialmente responsable

 

Día Europeo de la Economía Social

 

El Día Europeo de la Economía Social fue organizado por el CESE, la ciudad de Estrasburgo y el Gobierno francés bajo el lema: La economía social: movilizar ciudades, regiones y sociedad civil. Pacto de impacto para la Unión Europea.

 

El objetivo del evento fue, por un lado, revisar el progreso realizado en la construcción de un ecosistema para las Empresas de Economía Social y, por otro lado, ver cuáles son los próximos pasos para que este modelo de empresa sea reconocido y difundido más ampliamente.

 

El Día Europeo de las Empresas de Economía Social es una excelente oportunidad para dar la palabra a los actores del sector. Es una forma de obtener una visión integral de la situación, crear sinergias y discutir cómo avanzar hacia un cambio sistémico a nivel europeo. El evento finalizó con un documento de conclusiones que se entregó a la nueva Comisión y al Parlamento europeos.

 

La jornada finalizó con la presentación del Libro “La Economía Social en el Mediterráneo”, editada por el Grupo Cooperativo CAJAMAR y coordinado por Juan Antonio Pedreño.  En esta presentación participaron el Presidente del CESE, Luca Jahier, la secretaria de Estado de Empleo en funciones, Yolanda Valdeolivas, el Presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño, la responsable de Economía Social de la Comisión Europea y el Presidente de CAJAMAR, Eduardo Baamonde, quien abrió este acto trasladando el peso cualitativo y cuantitativo de la Economía Social en el Mediterráneo que alcanza los 3,2 millones de empresas, y 15 millones de puestos de Trabajo.

 

Ulla Engelmman puso en valor esta publicación y las iniciativas que desde la Comisión se están poniendo en marcha para potenciar la Economía Social en el arco Mediterráneo, ámbito geográfico estratégico para la Unión Europea, y dar respuesta a los retos socioeconómicos de la región.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here