Redacción editorial, 

Laura Traistaru. 

Dado que la pérdida de un pasaporte o un documento de viaje puede causar importantes perjuicios a los ciudadanos no representados que se encuentren en terceros países, la Unión Europea considera necesario establecer un procedimiento simplificado para la cooperación y coordinación entre el Estado miembro que preste asistencia y el Estado miembro de nacionalidad del ciudadano no representado.

El objetivo de la presente Directiva es fomentar la protección consular que garantiza el artículo 46 de la Carta. Respeta los derechos fundamentales y observa los principios reconocidos, en particular, por la Carta, incluido el derecho al respeto de la vida privada y familiar y el derecho a la protección de los datos personales

La presente directiva establece un documento provisional de viaje de la UE. Se trata de un documento de viaje que un Estado miembro expedirá a un ciudadano no representado en un tercer país para un único viaje al Estado miembro de la nacionalidad o residencia de dicho ciudadano, según lo solicitado por el mismo, o excepcionalmente a otro destino.

Es decir, es un documento que los Estados miembros expedirán a los ciudadanos no representados en terceros países cuyos pasaportes o documentos de viaje hayan sido extraviados, sustraídos o destruidos, o no puedan obtenerse en un plazo razonable.

Cuando el Estado miembro reciba una solicitud, deberá consultar al otro Estado miembro de nacionalidad a efectos de verificar la nacionalidad y la identidad del solicitante. El Estado miembro que preste asistencia facilitará al otro toda la información pertinente. Sin embargo, en caso de extrema urgencia se podrá expedir este documento sin consulta previa al Estado miembro de nacionalidad.

El documento provisional de viaje será válido durante el periodo necesario para efectuar el viaje para el que se expida. Para calcular dicho periodo, se tendrán en cuenta las paradas nocturnas necesarias y las conexiones de transporte. El periodo de validez incluirá un «periodo de gracia» adicional de dos días. Salvo circunstancias excepcionales, la validez de un DPV UE no podrá ser superior a quince días naturales.

Fuente institucional

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here