Mª Carmen Salguero Guzmán

Colaboradora de la Redacción Editorial

@MCarmenSalguer1

Este Decreto llega tras numerosos intentos de regular en la normativa urbanística de Andalucía el tratamiento que se debe a dar a aquellas edificaciones irregulares sobre las que ya no se puede tomar “medidas de restablecimiento del orden jurídico perturbado” puesto que ha transcurrido el plazo establecido al respecto.

De los datos que se desprenden del «Análisis-diagnóstico de la ocupación edificatoria en el suelo no urbanizable de Andalucía» realizado en 2009, se concluye que de las 500.000 edificaciones en suelo no urbanizable que existen en Andalucía, unas 300.000 son irregulares de las cuales han podido acceder a los suministros básicos en condiciones de salubridad y seguridad al haber sido declaradas “en asimilado a fuera de ordenación”  sólo un 26% de ellas.

Se trata de una situación en la que es urgente tomar medidas que ayuden a minimizar el impacto ambiental, territorial y paisajístico, además de solucionar los problemas de salubridad que están planteando estas viviendas al no tener acceso a los suministros básicos. Por todo ello, la Junta elabora este Decreto unificando la normativa en un solo texto y derogando la anterior existente sobre la materia.

En el  texto se establece el procedimiento mediante el cual se declara la situación de asimilado a fuera de la ordenación en la que se encuentran estas edificaciones y establece el régimen al que han de ser sometidas.

Una vez declaradas en situación de asimilado a fuera de ordenación los propietarios de estas edificaciones podrán acceder a los servicios de saneamiento, abastecimiento de agua y suministro eléctrico y además podrán ejecutar las obras de conservación que sean “necesarias para el mantenimiento de las condiciones de seguridad y salubridad que garanticen su habitabilidad o uso”.

Destaca la novedad de poder formular “Planes Especiales para la adecuación ambiental y territorial de las agrupaciones de edificaciones irregulares” sin necesidad de que esté prevista o no su transformación en un plan general.

Fuente institucional: BOJA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here