Javier Izaguirre Fernández, 

Colaborador editorial. 

@Izaguirrejavi

En su Día Internacional, y sin más intención que darle visibilidad y reconocimiento a tales personas, podríamos preguntarnos: ¿Qué supone ser Voluntario?, ¿qué derechos y deberes tienen?, ¿a qué regulación normativa están sujetos?, ¿qué papel asumen las Administraciones públicas?, ¿qué ámbitos de actuación existen?.

Pues bien, podríamos definir al Voluntario como aquella persona física que con carácter libre y  solidario, realiza un conjunto de actividades de interés general, sin contraprestación económica o material, a través de ciertas entidades y conforme a programas concretos. En nuestro país, se reguló por primera vez a nivel estatal tal figura, en la Ley 6/1996, de 15 de enero, viéndose desbordada veinte años después por la realidad de la acción voluntaria, y actualizándose tal marco normativo a la configuración y a las dimensiones del voluntariado a inicios del siglo XXI, con la aprobación de la aún vigente Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado. Con tal marco legal, se pretende que se sientan acogidos todo tipo de organizaciones, cualquiera que sea su origen, tamaño y ámbito de actuación y todos los voluntarios, con independencia de cuál sea su motivación y el alcance de su compromiso. De hecho, en el art. 6 de la citada normativa, se subrayan, entre otros, posibles ejemplos de ámbitos de actuación del voluntariado: social, ambiental, cultural, deportivo, educativo, socio-sanitario, de ocio y tiempo libre, comunitario, etc.

Respecto a qué derechos y deberes tienen los voluntarios, nos debemos remitir al amplio listado de los arts. 10 y 11 de la citada normativa, prestando especial atención a la protección prevista en el art. 4 el cual impide que la acción voluntaria organizada sea causa justificativa de la extinción de contratos de trabajo por cuenta ajena, tanto en el sector público como en el privado.

Por su parte, las distintas Administraciones públicas, sin alterar en modo alguno la distribución competencial, y como así lo prevé el art. 17 del marco legal,  ¨proveerán lo necesario para fijar los medios y sistemas de relación que hagan posible la información recíproca, la cooperación técnica y la acción conjunta en el ejercicio de sus competencias, con el fin de integrar sus actuaciones, contribuyendo con ello a mejorar la acción voluntaria y la participación solidaria de la ciudadanía¨. Asimismo, y como novedad, se recoge la llamada a empresas y Administraciones públicas a propiciar, de acuerdo con la legislación laboral y de empleo público y con pleno respeto a lo acordado en la negociación colectiva, mecanismos de adaptación del tiempo de trabajo que permitan a los trabajadores participar en labores de voluntariado.

Por todo ello, y en un día tan señalado, desde aquí nos sumamos a las palabras de agradecimiento del Secretario General de la ONU, Antonio  Guterres promoviendo la visibilidad y el reconocimiento del voluntario: ¨El rol activo del voluntariado en conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible merece todo el apoyo por parte de los Gobiernos y la sociedad en general. En este Día Internacional, quiero agradecer a todos esos voluntarios sus esfuerzos por no dejar a nadie atrás

Fuente institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here