Redacción editorial,

 Lara Córdoba Silva.

 @Lara_cordo

Estimado el recurso de apelación promovido por Schweppes Limited y Schweppes S.A, licenciatario exclusivo en España, frente a la mercantil catalana por la comercialización de la famosa tónica fabricada en Reino Unido cuya titularidad pertenece a Coca-Cola.

Para un mejor entendimiento del asunto es preciso atender a la historia de la marca, si bien, Schweppes de origen británico constituida en los años veinte, a partir de 1999 seha visto sumergida en una serie de cambios, es a partir de ese mismo año la sociedad vendió a Coca-Cola la titularidad de la marca en Reino Unido y algunos países de la UE, quedando Schweppes Limited absorbida por el grupo japonés Suntory y el grupo holandés Orangina. De este modo, Schweppes Limited otorgó en 2008 licencia exclusiva a Schweppes S.A para la comercialización de la tónica en España.

Por tanto, el enfrentamiento de las dos mercantiles quienes comercializan con la misma marca bajo un mismo territorio, por tanto, la licenciataria (Schweppes S.A) alega el derecho en exclusiva que le confiere el artículo 34.2 de la Ley de Marcas (L.M), que tal y como reza el propio artículo, que como licenciatario exclusivo tiene derecho a impedir que la mercantil catalana, sin previo consentimiento, utilicen en el territorio español el signo idéntico a los productos ya registrados.

De lo contrario, la demanda promueve el agotamiento de la marca tal y como establece el artículo 36.1 de la L.M, “el derecho conferido por el registro de marca no permitirá a su titular prohibir a terceros el uso de la misma para productos comercializados en el Espacio Económico Europeo con dicha marca por el titular o con su consentimiento.”

Este precepto relacionado con el artículo 7 de la Directiva 2008/95, que de un mismo modo al igual que la norma española supone un límite al titular en la que no podrá prohibir el uso de la marca en los productos comercializados dentro de la Comunidad Europea.

La doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), ha buscado el equilibrio en la interpretación de este artículo y entre el propio derecho de la marca nacional y la libre circulación de esta dentro del espacio europeo. En su más reciente sentencia 20 de diciembre, C291-16, establece dos parámetros dentro de las limitaciones del titular de la marca: a) La imagen global de la marca siguiendo una estrategia conjunta con el tercero y b) vinculación económica con el tercero (políticas comerciales o acuerdos conjuntos)

Sin embargo, la Sala concluye tras un somero análisis de las pruebas practicadas en primera instancia como la publicada a través de la página web, distribución y publicidad de la marca a través de las redes sociales, las diferencias mínimas entre los productos o la falta de actuación marcaria paralela de las compañías mediante un acuerdo, así como un acuerdo puntual de licencia de uso en Holanda entre Coca-Cola y Orangina como insuficientes para que se den las circunstancias establecidas por el TJUE dentro de las limitaciones de prohibición del titular de la marca nacional. Por tanto, la Sala no solo prohíbe a la mercantil catalana la comercialización en España de productos adquiridos en Reino Unido, sino que además una indemnización por daños y perjuicios, así como indica el artículo 41 LM, del 5% de los beneficios obtenidos por la sociedad catalana.

FUENTE INSTITUCIONAL: CENDOJ 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here