herencias-testamentos.png

Ainara Senra Fernández

Colaboradora de Redacción Editorial

Doña Edurne, madre del fallecido Don Alfonso, mayor de edad y sin hijos, interpone recurso de apelación tras haber sido declarada nula en primera instancia la cláusula del testamento que desheredaba a Don Luis Pablo, padre de aquél, alegando como causa el abandono.

La Audiencia Provincial de Alicante alude a los artículos 756 y 854 del Código Civil, referentes a las justas causas para desheredar por indignidad a los padres y ascendientes, así como a numerosa jurisprudencia para analizar el contenido y el alcance del concepto de abandono así como la interpretación que debe otorgarse al mismo. Pues bien, el tribunal de apelación argumenta una interpretación restrictiva de dicho concepto, así como la taxatividad de los motivos por los que se puede desheredar a los ascendientes.

No obstante, la Audiencia afirma también la posibilidad de extender el contenido de dicho artículo a las situaciones concretas no contenidas expresamente en el código cuando se haya producido un abandono grave y evidente por parte del progenitor  y en tanto la parte demandante pruebe de manera adecuada y suficiente la concurrencia de dicho abandono, siendo por tanto la carga de la prueba, elemento fundamental en la motivación del fallo.

A tenor de lo anteriormente expuesto, la recurrente Doña Edurne, aporta  pruebas  de carácter testifical así como recibos de pagos parciales realizados por D. Luis Pablo. No obstante, la Audiencia considera que aquellas no resultan suficientes para demostrar que se hubiera producido un abandono total y permanente, ni económico ni afectivo, sino que padre e hijo pasaron por ciertas desavenencias en los últimos años, siendo el hijo además,  mayor de edad. Por todo ello, la Audiencia Provincial, desestima el recurso de Apelación condenando en costas a la recurrente.

Fuente institucional: CENDOJ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here