Redacción editorial, 

Miguel Ángel Iglesias López.

 

La Asociación de Profesores de Formación Profesional interpuso recurso contencioso-administrativo el 22 de enero de 2018 para pedir equiparación salarial ante el Ministerio de Educación.

Entre las pretensiones del demandante está que el Tribunal Supremo plantee la cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. También plantear cuestión de inconstitucionalidad, por ser su situación contraria a los derechos constitucionales consagrados en el art. 14 CE sobre el derecho a la igualdad, y el art. 23 CE sobre el derecho constitucional al acceso a las funciones públicas en relación con el art. 103.3 CE. Y que se dicte Sentencia que declare la pertinencia de la modificación normativa para la equiparación salarial con los profesores de Enseñanza Secundaria.

 

La estrategia seguida según analiza la Abogacía del Estado, es una integración de ambos cuerpos de profesores, pero sin la necesaria y previa pretensión de anulación, de esta forma el Tribunal dice que no procede una sentencia declarativa de un derecho inexistente, ya que no se está ante una inactividad material del 29 LJCA; ni ante una omisión reglamentaria; ni ante un vacío normativo, el régimen retributivo está regulado por entero. Se añade además que carece de fundamento interesar que plantee bien sea una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europa, o bien de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, ya que tampoco  se razona la concurrencia de los presupuestos procedimentales.

 

Así las cosas, el 01/07/2019 el Tribunal desestima el recurso e impone costas procesales a la ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE FORMACIÓN PROFESIONAL,  no parece sin embargo que el tribunal esté en contra de la pretensión de los demandantes, pero si en como se ha planteado, literalmente dice “– Y no es ocioso añadir que no es que esta Sala rechace el planteamiento de fondo de la entidad demandante, máxime si lo que es su reclamación profesional puede repercutir en la mayor valoración e incentivación de la Formación Profesional, empezando por el estatuto profesional de sus docentes: lo que se rechaza es la pretensión tal y como se ha planteado …”

Conclusión, todo parece indicar que hubiese tenido mucho mas éxito la pretensión si además de fundamentar la equiparación salarial en que son ambos trabajos con requisitos muy parecidos, se hubiese pedido la nulidad de la regulación de los profesores de formación profesional por discriminatoria y contraria al derecho de igualdad, obligando así a volver a regularla de nuevo.

 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here