¿Has tenido que pagar un suplemento por llevar maleta de mano en el avión? Un tribunal sentencia en contra de esta práctica #CompartirConocimiento

Recientemente un Tribunal de la ciudad de Madrid se ha pronunciado en contra de una Compañía Aérea (en concreto, Ryanair) por el hecho de cobrar un suplemento por llevar equipaje de mano a los viajeros considerándolo abusivo.

 

Estefanía Harana Suano, Colaboradora Editorial.
@fannylaw92

Se acercan las fiestas y las vacaciones de Navidad y muchos de vosotros viajaréis a casa a visitar a vuestras familias o de vacaciones a algún lugar y, para ello, tendréis que volar en avión.

Nos encontramos con una novedosa situación y es que una de las compañías de vuelos de bajo coste de un tiempo para la fecha ha cambiado su política de equipaje: en el caso de llevar en cabina un bolso o mochila y además una maleta de mano de diez kilos, se obliga al pasajero a pagar un suplemento por esta última. Sólo se le permite por parte de la Compañía referenciada a los clientes portar ambos equipajes en cabina en el caso de haber adquirido un billete que denominan ‘’Priority’’ y que, por tanto, es superior al precio de un billete básico.  

En el caso que nos ocupa en una sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 13 de Madrid, el pasajero viajaba de Madrid a Bruselas pero no disponía de un billete “priority” y quería portar tanto un bolso de pequeñas dimensiones como una maleta de mano de diez kilos en la cabina y, para poder hacerlo, la Compañía le impuso un suplemento adicional de veinte euros para su facturación. 

Este Juzgado plantea que este tipo de cláusulas son del todo abusivas en relación a que produce un claro desequilibrio de prestaciones en perjuicio del consumidor, por lo que condena a Ryanair a devolver esos veinte euros que había facturado al pasajero además del interés moratorio ocasionado.  

Señala dicha sentencia que los pasajeros tienen derecho a viajar con su equipaje de mano sin coste adicional al precio del billete. El motivo en el que se basa su señoría es en el hecho de que esto no supone ningún tipo de coste adicional para la compañía y, además, es un elemento imprescindible para el viajero. Esta nueva cláusula impuesta por Ryanair recorta los derechos del pasajero reconocidos por la Ley de Navegación Aérea en su artículo 97 donde se reconoce de manera expresa que “las compañías aéreas deben transportar el equipaje de mano del pasajero sin coste adicional sobre el precio del billete”. 

Según el tribunal debemos diferenciar claramente entre equipaje prescindible, que es el equipaje que sí puede ser objeto de facturación, y el equipaje imprescindible, que es aquel que puede portar el pasajero en la cabina sin ser facturado. En este último, el equipaje imprescindible, es donde se encuadra la maleta de diez kilos que ha sido el motivo del suplemento y pago adicional en este caso y que no debe ser tal ya que es totalmente abusivo en función de condiciones generales de la contratación. Así, la nueva política de Ryanair referentes a las tarifas de equipaje de mano no se ampara en ningún caso por el Reglamento 1008/2008 por lo que claramente este tipo de cláusulas deben ser nulas y eliminadas de las contrataciones de la Compañía aérea.  

En conclusión, para este Juzgado estamos ante una práctica comercial abusiva y, por tanto, los pasajeros tienen derecho a reclamar que se les devuelvan las cuantías que hayan tenido que soportar por esta situación ante las compañías de vuelo. Esta sentencia es un pronunciamiento novedoso y que va a ser un precedente para que se estudie seguramente la cuestión por el alto tribunal y que muchos viajeros se planteen la solicitud de la devolución contra Ryanair al haber sido perjudicado por esta nueva política de la compañía. Este tipo de sentencias marca un antes y un después y beneficia a muchas personas que diariamente viajan en avión como medio de transporte esencial en su vida laboral y que su único equipaje son esas dos maletas que portan en cabina.

Fuente Institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here