Judith Nieto Galende

Colaboradora editorial.

@judithng9

Como decía Lisa Kleypas , escritora estadounidense de superventas dentro del género romántico histórico :

“Hay cosas en la vida de las que uno no puede escapar. Tres cosas. La muerte, los impuestos y Facebook.”

No obstante, gracias a la nueva sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, será posible escapar de la influencia de la conocida red social más fácilmente.

El supuesto de hecho

Eva Glawischnig-Piesczek,  diputada del Nationalrat (Cámara Baja del Parlamento, Austria), y presidenta del grupo parlamentario «die Grünen» (Los Verdes) había demandado a Facebook Ireland ante los tribunales austriacos. En dicho documento solicitaba que se ordenase a  la plataforma a  suprimir un comentario publicado por un usuario de esa red social que atentaba contra su honor, así como  todas aquellas alegaciones idénticas o similares. Como consecuencia,  el Oberster Gerichtshof (Tribunal Supremo de lo Civil y Penal, Austria) solicitó al Tribunal de Justicia que interpretase la Directiva sobre el comercio electrónico.

Concretamente, el usuario de la conocida red social había compartido en su perfil personal un artículo de la publicación austriaca en línea oe24.at titulado “Los Verdes: a favor del mantenimiento de unos ingresos mínimos para los refugiados”. Esto generó en la citada página una imagen en miniatura del sitio de origen, en la que se incluía el título y un breve resumen del citado artículo, al igual que una fotografía de la Sra. Glawischnig-Piesczek. Pero en ese mismo artículo el ususario publicó un comentario redactado en unos términos que los tribunales austriacos declararon  como contrarios al honor de la Sra. Glawischnig-Piesczek, ofensivos y difamatorios. 

¿Que han dictaminado los jueces europeos?

A  ojos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea el Derecho de la Unión no se opone a que se obligue a un prestador de servicios de alojamiento de datos como Facebook a suprimir comentarios idénticos y, en determinadas condiciones, similares a un comentario declarado ilícito con anterioridad. Por tanto, en este mismo sentido el  Derecho de la Unión tampoco se opone a que esa medida cautelar produzca efectos a escala mundial, en el marco del Derecho internacional pertinente que los Estados miembros deben tener en cuenta.

¿Qué se recoge en la Directiva?

Según la Justicia europea, la exención de responsabilidad que hace referencia a todo prestador de alojamiento de datos como es Facebook, cuando éste no tiene conocimiento de su carácter ilícito se recoge en la Directiva de comercio electrónico,no puede aplicarse en este tipo de situaciones. La razón fundamental que impide su aplicación, es según ha indicado el TJUE, que dicha exención no afecta a la posibilidad de que se exija al prestador de alojamiento de datos poner fin a una infracción o impedirla. De hecho, la plataforma  si fuese  necesario debería  retirar los datos ilícitos o impedir el acceso a ellos.

Sin embargo, lo relevante del caso ventilado es que  la Directiva prohíbe imponer a los prestadores de servicios de alojamiento de datos una obligación general de supervisar los datos que almacenen o de realizar búsquedas activas de hechos o circunstancias que indiquen actividades ilícitas, lo que dificulta este tipo de procedimientos.

Por este motivo , el pasado jueves  el Tribunal de Justicia decidió responder al Oberster Gerichtshof que la Directiva sobre el comercio electrónico, con la que se pretende establecer un equilibrio entre los diferentes intereses en juego, no se opone a que un tribunal de un Estado miembro pueda obligar a un prestador de servicios de alojamiento de datos a:

  • Suprimir los datos que almacene, y cuyo contenido sea idéntico al de una información declarada ilícita con anterioridad, o a bloquear el acceso a aquéllos, sea quien fuere el autor de la solicitud de almacenamiento de tales datos.
  • Suprimir los datos que almacene, y cuyo contenido sea similar al de una información declarada ilícita con anterioridad, o a bloquear el acceso a aquéllos, siempre que (i) la supervisión y la búsqueda de los datos a los que se refiere esa medida cautelar se limiten a aquellos datos que transmitan un mensaje cuyo contenido permanezca esencialmente inalterado con respecto al que dio lugar a la declaración de ilicitud y que contenga los elementos especificados en la medida cautelar acordada, y que (ii) las diferencias en la formulación de dicho contenido similar al que caracteriza una información declarada ilícita con anterioridad no puedan obligar al prestador de servicios de alojamiento de datos a realizar una apreciación autónoma de ese contenido (a este respecto, el prestador de servicios de alojamiento de datos puede utilizar técnicas e instrumentos de búsqueda automatizados).
  • Suprimir los datos a los que se refiera la medida cautelar acordada o a bloquear el acceso a ellos a nivel mundial en el marco del Derecho internacional pertinente que los Estados miembros deben tener en cuenta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here