Sergio Nebera Clemente, Colaborador Editorial

@SNebrera

Una reciente sentencia del 11 de septiembre llegada por la mano del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo se ha pronunciado acerca de los efectos procedentes de la nulidad de aquellas cláusulas que han vencido anticipadamente en los préstamos hipotecarios, que sigue la línea argumental al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y lo resuelto por éste.

En el empleo de los argumentos planteado por el TJUE en su sentencia del 26 de marzo de 2019 y los autos de 3 de julio de 2019 para plantear si mantiene la validez de los contratos hipotecario, en sí, el fundamento planteado es entender que los bancos dan crédito más barato al consumidor si éste da una garantía eficaz en caso de impago, por ello, si la garantía en la que basa el contrato se suprimiera ello implicaría la nulidad total del contrato.

A causa de esta nulidad, implicaría que las que personas que solicitaron un préstamo hipotecario tendrían que devolver el préstamo, sin tener las ventajas legales previstas para la hipoteca.

Ahora bien, esa nulidad total expondría al consumidor a consecuencias especialmente perjudiciales, como la obligación de devolver la totalidad del saldo vivo del préstamo sin las ventajas de la ejecución hipotecaria, algo que claramente perjudica al consumidor.

Para luchar contra este perjuicio, el Tribunal Supremo dicta que se debe aplicar la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario (LCCI), ya que considera beneficiosa para evitar un perjuicio al consumidor.

Además de esto, el Tribunal Supremo plantea que para aquellos procedimientos que estén en curso ejecución hipotecaria y que no hayan a la entrega de la posesión al adquirente las siguientes soluciones:

1.Para aquellos procesos sucedidos antes del 2013 se considera que la aplicación de la cláusula contractual reputada es nula, y por tanto, ser sobreseída. sin necesitar más trámite.

2.Para los procesos sucedidos después del 2013respecto a la clausula contractual nula,  el Tribunal entiende que no existen los requisitos de proporcionalidad y gravedad estipulados en la jurisprudencia, teniendo el artículo 24 LCCI para guiar al tribunaldeberán ser sobreseídos los procesosNo obstanteen el caso de que el incumpliendo del deudor conlleve la gravedad estipulada en la LCCI, podrá continuar el proceso de tramitación.

3.- En cualquier caso, el propio sobreseimiento no impide volver a presentar una demandasiempre y cuando no se base en el vencimiento anticipado del contrato sino en la aplicación de LCCI.

Fuente Institucional: CENDOJ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here