Renée Kreis Köhnen, 

Redacción editorial.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha avalado la prohibición de utilizar máquinas picadoras en los meses de julio y agosto por el ruido que generan, contenida en la Ordenanza Reguladora de Ruidos y Vibraciones del municipio mallorquín de Andratx.

A diferencia de la sentencia recurrida del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, que había fallado a favor de la Asociación de Constructores de Baleares anulando dicha prohibición, el Alto Tribunal ha considerado la disposición ajustada a derecho, teniendo en cuenta que la misma se limitaba a un periodo concreto y que no prohibía la construcción, sino que solamente limitaba su fase inicial. Además ha traído a colación la normativa europea, que permite limitar el uso de máquinas al aire libre con el objetivo de proteger a los ciudadanos de una exposición a ruidos irrazonables (como el de las máquinas picadoras, en este caso).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here