Colaboradora Editorial,

Esmeralda Vílchez Domínguez.

@esmeraldavildo

Sentencia en el asunto C-40/17.

La mercantil Fashion ID dedica su objeto social al comercio electrónico de venta de ropa. En su tarea de venta, decidió incorporar en su página web el botón “me gusta” de Facebook. Buscando de este modo promocionar sus productos en redes sociales. Cuando algún consumidor entraba en dicha web, automáticamente se transmitían los datos personales de los consumidores a Facebook. Esta transmisión se efectuaba sin el consentimiento del usuario y sin importar si el consumidor tenía cuenta en la red social o no.

En este sentido el TJUE se pronunció después de que un organismo alemán de defensa de los intereses de los consumidores llamado NRW demandara a la mercantil por incumplir la normativa en cuanto a protección de datos.

La sentencia pronunciada esta misma semana dispone que la mercantil Fashion ID no es responsable del tratamiento posterior que realice Facebook con los datos facilitados, pero sí es responsable junto con la red social de la recogida y posterior transmisión de datos personales de los consumidores. Ya que los medios y fines empleados por ambos sujetos se entienden conjuntamente en un interés económico.

Además, el Tribunal aclara que la mercantil Fashion ID como entidad corresponsable de determinadas operaciones de tratamiento de datos de consumidores que acceden a su página web debe solicitar el consentimiento previo para operaciones en las que como corresponsable recoge y transmite datos de carácter personal.

Finalmente, el alto tribunal diferencia la casuística en la que el tratamiento de datos supone una necesidad para la satisfacción de un interés legítimo. Pues, en estos casos, el administrador del sitio web en cuestión junto con el proveedor, deberá perseguir con la recogida y transmisión de datos un interés legítimo, el cual hará que dichas operaciones queden justificadas.

Fuente Institucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here