“Saltan chispas en el Tribunal  Supremo”

“Estos datos permiten según el Supremo identificar horarios y patrones de consumo con un individuo concreto y deben gozar de la protección jurídica correspondiente”

Judit Nieto, 

Colaboradora editorial. 

@judithng9 

Los datos relativos al consumo energético que permitan asociar hábitos de consumo con un individuo determinado deben ser considerados datos sensibles según la normativa sobre protección de datos de carácter personal, y por tanto gozar de su protección.

Esta ha sido la conclusión a la que ha llegado el Tribunal Supremo (sentencia de Sala Tercera) respecto a los datos de consumo energético individualizado contenidos en las Curvas de Carga Horaria, así como sobre  el desglose horario del consumo de los diferentes puntos de carga de los consumidores domésticos que realiza el distribuidor eléctrico.

 

Los datos de consumo energético individualizados, junto al código CUPS, pueden ser considerados datos de carácter personal

Según esta sentencia del 12 de julio de 2019 los distribuidores eléctricos pueden, pero no están obligados, desde una reciente resolución de la Secretaria de Estado de Energía  a enviar estas mediciones de las curvas de carga horaria (CCH) al concentrador principal, gestionado por el operador del sistema, si estos las reclaman para realizar labores de inspección.

Estos datos son enviados junto con un código de identificación de cada punto de suministro denominado como CUPS (código universal de puntos de suministro), con el objetivo de  permitir al operador del sistema poder acudir in situ a los puntos de suministro y comprobar que todo funciona correctamente.

 

El CUPS es como el DNI de una instalación eléctrica, y sirve para poder acceder a los datos de la misma, incluidos los datos del titular y la dirección de la vivienda.

 

¿SE PUEDE SABER TODO DE UN INDIVIDUO POR SU CONSUMO ELÉCTRICO?

En este sentido, el Supremo considera que las mediciones referidas al consumo individual de energía asociadas a cada punto de suministro y su código, en cuanto  que contienen una información concerniente a los hábitos de conducta de una persona física identificable, son datos personales.

De esta forma, la remisión por las distribuidoras de los datos relativos a la ubicación concreta de uno o varios puestos de suministro (que es la que permite entender que estamos ante un usuario identificable) sólo se  debe producir en el marco de  investigaciones concretas que persigan un fin de interés general.

Este tipo de datos son calificados como “especialmente sensibles” por el Alto Tribunal puesto que permiten  identificar a un individuo concreto con nombres y apellidos, con datos tan privados  como sus patrones de sueño, si está en casa o no, o cuándo se va de vacaciones, gracias a los datos del consumo eléctrico que éste realiza. 

En definitiva, el Supremo termina afirmando en esta sentencia que los datos sobre el consumo eléctrico deben ser considerados como datos de carácter personal, es decir como datos “seudonimizados”,que permiten la identificación de una persona. Por lo tanto, se les debe aplicar la normativa de protección de datos y todas sus garantías. No obstante, respecto al consentimiento por parte del individuo, el TS no considera que se deba pedir el consentimiento  previo del individuo para el tratamiento y obtención de los datos, por atender estas operaciones de inspección a cuestiones de interés general.

EL SUPUESTO DE HECHO

En este caso el Tribunal Supremo respondía al recurso interpuesto por Iberdrola para interpretar el alcance de la definición de datos de carácter personal, a efectos de determinar si los datos contenidos en las curvas de carga horaria se  integraban o no dentro de los datos personales a los que se puediese aplicar dicha protección.

Este recurso de casación tenía por objeto determinar dos cuestiones principales:

a) Por una parte, pretendía determinar si los datos de CCH asociados a cada punto de suministro son datos de carácter personal, ya que puede indirectamente llegarse a conocer quién es su titular de éstos ( artículo 3.a de la LOPD ).

b) Mientras que por otra, aspiraba a entender si estos datos son datos de carácter personal, analizando si su remisión al operador del sistema, sin consentimiento del interesado, se halla o no incluida dentro de las excepciones previstas en la LOPD ( artículo 6.1 de la LOPD ) y, en concreto, dentro de la excepción que permite la comunicación de datos sin el consentimiento de su titular cuando el tratamiento responda a la libre y legítima aceptación de una relación jurídica cuyo desarrollo, cumplimiento y control implique necesariamente la conexión de dicho tratamiento con ficheros de terceros ( artículo 11.2.c de la LOPD ).

A ojos del Alto Tribunal, este recurso  debía admitirse puesto que presentaba un gran interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia a la hora de interpretar el alcance de la definición de datos de carácter personal ( artículo 3 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LA LEY 4633/1999).

LA NORMATIVA OBJETO DEL CASO

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal , pretende garantizar y proteger, todo lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, así como de su honor e intimidad personal y familiar.

Esta normativa se aplica a todos los datos de carácter personal registrados en soporte físico, siempre que los hagan susceptibles de tratamiento, y a toda modalidad de uso posterior de estos datos por los sectores público y privado.

A estos efectos, la presente resolución del Supremo  corregía la sentencia de la Audiencia Nacional en esta materia, que desestimaba las pretensiones de Iberdrola sobre la misma cuestión y declaraba que la remisión por las distribuidoras al operador del sistema de los datos de consumo individual de cada punto de suministro, junto con los CUPS, no podían ser considerados como datos de carácter personal.

El tribunal impugna y revoca también con este texto legal, la resolución de la Secretaría de Estado de Energía que aprueba determinados procedimientos de operación para el tratamiento de datos de medida procedentes de los equipos de tipo 5, a efectos de facturación y de liquidación de energía, obligando a los distribuidores (que son los responsables de la lectura de los contadores de los consumidores) a enviar las mediciones de la curvas de carga horaria individualizada, es decir las medidas horarias de consumo de cada consumidor desde los concentradores secundarios, gestionados por las distribuidoras para poder ejercer la lectura de los contadores, al concentrador principal gestionado por el operador del sistema.

Pedir consentimiento o aplicar excepción

En la sentencia se señaló que este intercambio de información sirve al cumplimiento de fines directamente relacionados con las funciones legítimas tanto del cedente como del cesionario. Por este motivo, en última instancia cabe aplicar el régimen de excepción recogido en el artículo 6 sobre el consentimiento del propietario de los datos. 

Subraya el Supremo que la función de inspección in situ, cuestionada en el recurso, parte de una previa solicitud por la Administración o la CNMC sobre el proceso de lectura, alta, baja o modificación de frontera de los datos y para unos determinados periodos. Es decir, esta actividad , es una actividad de inspección normativamente reconocida, ordenada previamente por la Administración o por un ente regulador y limitada a determinados puestos y periodos.

En otras palabras, para poder realizar la inspección no es necesario obtener el consentimiento previo de los usuarios. En un proceso normal el operador debe solicitar a las distribuidoras la facilitación de la ubicación concreta del puesto(porque hasta ese momento la información de consumo de un punto de suministro de la que dispone el operador está disociada de su ubicación concreta y de la identidad del usuario). Pero, este cruce de información debe producirse para investigaciones concretas y que persigan un fin de interés general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here