Ornella Díaz González,

Colaboradora de la Redacción editorial.

@Ornelladg4

El  Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, modifica, entre otros, el artículo 34.8 del Estatuto de los Trabajadores (en adelante “ET”).

A raíz de dicha modificación, el artículo 34.8 ET dispone que: “Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa. En el caso de que tengan hijos o hijas, las personas trabajadoras tienen derecho a efectuar dicha solicitud hasta que los hijos o hijas cumplan doce años.”

Partiendo de dicho artículo, el juzgado de lo Social nº3 de Gijón desestima la pretensión de una trabajadora contra una clínica veterinaria.

La trabajadora pretendía – en palabras del Juzgado de lo Social – que “con fundamento en el art. 34.8 ET, se le reconozca el derecho de concretar y modificar su jornada a la de turno exclusivamente de mañanas, de 9:15 a 16.15 horas, con un sábado de cada tres, de 10:30 a 13.30 horas”. La actora es madre de un niño de 3 años, está separada de hecho del padre del niño y tiene la guardia y custodia del menor con un régimen de visitas fijado.

En este sentido, la empresa mantuvo negociaciones con la trabajadora durante un tiempo con objeto de intentar llegar a un acuerdo y le propuso una serie de alternativas a la jornada que ella solicitaba. Sin embargo, finalmente, la clínica veterinaria se opone a la pretensión con fundamento en varias cuestiones:

  1. En primer lugar, se hace necesario que la empleada trabajase, al menos, dos tardes a la semana, pues la organización del tiempo de trabajo era a turnos.
  2. Además, sólo hay tres veterinarios (entre ellos, la actora), que se encargan de realizar intervenciones quirúrgicas y es la actora quien hace las ecocardiografías
  3. Por último, en el turno de tarde se atiende, tal y como se deriva de la Sentencia de referencia (Fundamento de derecho primero), el 75% de las consultas y se realizan el 57% de las ecocardiografías

La actora no pretendía que se redujese su jornada, sino que lo que pretendía era la realización únicamente del turno de mañana. En este sentido y de acuerdo con los motivos por los que la clínica deniega la petición de la trabajadora, el Juzgado de lo Social de Gijón entiende, en su fundamento de derecho tercero que:

  • La adscripción de la trabajadora al turno de mañana supondría una descompensación del sistema de organización que tiene la empresa y por ello, perjudica a la misma
  • La clínica acredita que el mayor número de consultas se realiza en horario de tarde, además, la actora es la encargada de hacer las ecocardiografías
  • Si se adaptase el horario de la trabajadora en el sentido que ella solicita, supondría, al mismo tiempo, alterar la atención al público y modificar también la jornada de los otros dos veterinarios ya citados. Es decir, afectaría a clientes y a compañeros
  • Por último, con la supuesta adaptación del horario de la trabajadora a lo solicitado por ella misma, tampoco se haría plenamente efectivo el cuidado del niño por el que se solicita la adaptación. El niño sale del colegio a las 13 horas y la actora saldría a las 16:15 en el horario solicitado

En resumen, podemos concluir que el derecho que se reconoce en el artículo 34.8 ET está supeditado, tal y como se deriva del artículo transcrito al inicio de este análisis, a dos cuestiones:

Por un lado, las adaptaciones deben ser razonables y por otro, proporcionadas tanto en relación con las necesidades de la trabajadora como con las necesidades organizativas o productivas de la empresa.

Fuente institucional: CENDOJ

 

#ComparteTuCaso #CompartirConocimiento #GlobalEconomistJurist #PremiosEconomitsJurist

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here