El Impuesto sobre el Valor Añadido y la Retribución Flexible ¿qué relación tienen? #CompartirConocimiento

Se plantea la cuestión porque son muchas las empresas que están implantando un Plan de Retribución Flexible para sus trabajadores y, por tanto, es necesario conocer las implicaciones que esta nueva forma de cobro de salario tiene para el Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante, IVA)

Estefanía Harana Suano, Colaboradora Editorial.
@fannylaw92

Para analizar esta cuestión y esta relación de conceptos, nos vamos a centrar en una Consulta Vinculante de la Dirección General de Tributos (en adelante, DGT) que se ha pronunciado al respecto y que ha resuelto las dudas planteadas ante una situación cada vez más frecuente.

Cada vez son más las empresas que deciden dividir el salario de sus trabajadores y no solo retribuirlos económicamente sino también con una serie de prestaciones que consideran de valor personal y que inclusive el trabajador considera más importantes que el importe en metálico de su retribución en contraprestación de su trabajo.

Aquí hablamos, por ejemplo, de prestaciones referentes a servicios de guardería para aquellos que tienen hijos pequeños y así pueden conciliar mejor la vida laboral y familiar, o también servicios de formación que hoy en día para el desarrollo profesional es imprescindible, o seguros médicos o incluso vales para comida. Esto son los ejemplos más típicos que pueden hacernos ver a qué tipo de prestaciones nos referimos. 

No es solo algo que se esté implantando en las empresas por decisión de los empresarios sino que son los mismos trabajadores quienes desean beneficiarse de dichas prestaciones a pesar de que esto conlleve una minoración en sus salarios, y es que en la actualidad cada vez se valora más la calidad de la vida personal y la conciliación laboral y familiar que el nivel retributivo.

Pero, a pesar de ello, es importante analizar qué responsabilidades se generan por estas prestaciones en la tributación del IVA. Para ello, vamos a estudiar detenidamente las siguientes cuestiones:

¿Están sujetas al IVA estas prestaciones?

Debemos tener en cuenta numerosa jurisprudencia que se ha pronunciado al respecto incluso en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea de toda la cual podemos deducir que si existe una relación directa entre el servicio que se presta por la empresa y la contraprestación percibida por dicha empresa se produce una prestación de servicios efectuada a título oneroso a efectos del Impuesto sobre el Valor añadido.

Por ello, el seguro médico, la guardería, la formación y los vales de comida que se les aportan a sus empleados son retribuciones en especie de obligado cumplimiento para la empresa si así viene establecido en el contrato de trabajo y, en el caso de que el trabajador opte por este tipo de retribución, una parte de su trabajo personal se realiza como contrapartida a estas prestaciones. Por tanto, sí constituyen prestaciones de servicios efectuadas a título oneroso y por tanto estarán sujetas a IVA. 

Pero…¿se pueden considerar que están exentos de IVA?

Para ello, vamos a centrarnos en aquellas prestaciones más comunes que se suelen incluir en los planes de retribución flexible de las empresas:

🡪 Seguro Médico

Traemos a colación en este punto el art.20.1 de la ley 37/1992 donde establece una exención de las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización y el art.11.2 de dicha ley también se consideran prestación de servicios las operaciones de mediación, agencia o comisión si actúa el comisionista o agente por nombre ajeno ya que si actúa en nombre propio se entiende que ha recibido y prestado por sí mismo los servicios. Si aunamos ambos artículos, podemos concluir que las empresas que realicen pagos a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad de sus empleados tienen la consideración de operaciones sujetas pero exentas. 

🡪 Servicio de Guardería y Formación

En este asunto debemos acudir a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (tales como asuntos C-453/02 o C-462/02) en la que se asientan una serie de requisitos para que se pueda aplicar la exención referentes a educación:

    • Requisito Subjetivo

Actividades realizadas por entidades de derecho público o privadas autorizadas para el ejercicio de las actividades

    • Requisito Objetivo 

Actividad que suponga la transmisión de conocimientos y competencias entre un profesor y los alumnos acompañada de otros elementos siempre y cuando dichas actividades no revistan un carácter únicamente recreativo.

De ello podemos deducir que la exención de IVA no sería aplicable a aquellos servicios que no sean sobre materias que no se incluyan en los planes de estudios.

🡪 Bonos

Para comenzar debemos de definir el concepto de bono como hace la Directiva 2006/112/CE donde se establece que son bonos los instrumentos que deban aceptarse como contraprestación total o parcial de una entrega de bienes o prestación de servicios cuando esos bienes que se vayan a entregar o la identidad de quienes lo entreguen o presten hayan de constar en la documentación correspondiente incluidas las condiciones de su uso. 

También establece dos tipos de bonos que debemos tener en cuenta:

    • Bono Univalente: son los que a la hora de su emisión se conoce el lugar de la entrega de bienes o prestación de servicios y la cuota de IVA devengada
    • Bono Polivalente: será cualquiera que no sea univalente.

Todo ello, ha sido traspuesto a nuestro ordenamiento jurídico español en una Resolución del 28 de diciembre de 2018 de la Dirección General de Tributos donde se establece expresamente lo indicado previamente.

De ello, podemos considerar que si los vales de comida reúnen las características de un bono univalente cuyo emisor es un empresario distinto del que presta el servicio, la tributación de su entrega a las empresas que contratan dichos vales por los emisores u otros que actúen en nombre propio tendrá la consideración de prestación de servicios de hostelería y no constituye una exención del IVA sino que debe tributar por el mismo al tipo del 10% según se dispone en el art.91.1.2.º de la Ley del IVA. Se considera su base imponible el precio pagado por dicho bono incluyéndose la cuota del Impuesto. El sujeto pasivo será el prestador. 

Pero ¿y la entrega de los vales de comida de la empresa al trabajador? Es una transmisión de un bono univalente que tributará de la misma manera. Es una prestación de servicios realizada cuyos destinatarios son los trabajadores y por tanto es una operación sujeta y no exenta de IVA tributando también al 10%.

Y, por último, ¿es posible aplicar deducciones de IVA?

Las cuotas soportadas por la adquisición de bines y servicios sólo pueden deducirse si se van a utilizar en el desarrollo de la actividades empresariales y sean operaciones sujetas y no exentas.

Por tanto, si una entidad tiene operaciones tanto sujetas como exentas podría aplicarse el régimen de prorrata para determinar las cuotas soportadas deducibles del IVA pero en ningún caso podría llegar a aplicarse el art.96.1.5º de la ley del IVA donde nos dice que no son deducibles las cuotas soportadas por bienes o servicios que se destinen a atenciones a clientes, asalariados o terceras personas ya que solo es aplicable en supuestos que sean gratuitos y en este caso no lo es ya que las prestaciones estudiadas anteriormente son retribuciones en especie que no se efectúan a título gratuito.

Es decir, de todo lo anteriormente expuesto podemos resumidamente concluir que cuando la entrega de productos está sujeta y no exenta del IVA el empleador debe ingresar el impuesto pero si estuvieran exentas no hay que ingresar el impuesto pero sí puede verse beneficiado por el derecho a deducir y a aplicar el régimen de prorrata de la deducción en su caso.

Fuente Institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here