Don Albino Escribano Molina, Decano del Ilustre Colegio de la Abogacía de Albacete #HumanizandoLaJusticia

D. Albino Escribano Molina: " La abogacía siempre estará en la vanguardia de la sociedad. Construimos el futuro con nuestro trabajo diario."

#BarometroEconomistJurist

 

Entrevistamos a Don Albino Escribano Molina, Decano del Ilustre Colegio de la Abogacía de Albacete #HumanizandoLaJusticia para el #BarometroEconomistJurist

Como usted sabe miles de abogados contribuyen a la formación de nuevos letrados de forma desinteresada, acogiendo en sus despachos graduados en derecho en prácticas. ¿Le preocupa que si a estos abogados se les exige que den de alta en la seguridad social a los graduados que acogen, dejen de colaborar en el “mentoring” de los jóvenes por no poder soportar los costes?

D. Albino Escribano .-  “Sí que me preocupa, me preocupa mucho porque la abogacía siempre ha contribuido a formar a los más jóvenes. Primero a través de las pasantías y, en la actualidad, mediante las prácticas que realizan los alumnos procedentes del máster de acceso a la abogacía.

Lógicamente, si en una situación de crisis, donde los compañeros se ven obligados a reducir los gastos de forma alarmante en muchos casos, se obliga además a realizar pagos por los alumnos en prácticas, tendremos un gran problema en la formación de los nuevos abogados y esta formación es algo de lo que siempre nos hemos sentido muy orgullosos.”

 

Muchos ciudadanos se quejan de la frialdad de la Administración de Justicia. Esta acusación afecta a todos los operadores jurídicos, incluyendo a los abogados. ¿Qué puede hacer la abogacía para contribuir a humanizar más la justicia?

D. Albino Escribano .- “No creo que las personas que ejercen la abogacía hoy en día se comporten de manera fría con sus clientes. Sin duda habrá excepciones, pero por lo general la abogacía acoge a sus clientes de manera que hacen propios los problemas que estos les traen e intentan resolverlos de la mejor manera posible.

La maquinaria de la justicia, en cambio, sí puede ser algo más fría, a veces, se tiene poca consideración con las personas, incluso con aquellas que necesitan de un tratamiento especial. Desde la abogacía no podemos hacer otra cosa que pedir a la administración de justicia que tome medidas tendentes a satisfacer las necesidades de los administrados que, en definitiva, son quienes mantienen nuestro sistema judicial.”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here