Mª Carmen Salguero Guzmán,

Colaboradora de la Redacción Editorial

@MCarmenSalguer1

El jueves 9 de enero, la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha desestimado la petición de medida cautelarísima presentada por Oriol Junqueras en relación con el Acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC, en adelante) de 3 de enero de 2020.

En dicho acuerdo, se declaraba su pérdida como eurodiputado por la causa sobrevenida del art. 6.2 a) LOREG al estar condenado por sentencia firme a pena privativa de libertad de 13 años. Además, dicho acuerdo declara la sustitución del recurrente como eurodiputado, proclamando la elección del  siguiente en la lista de la coalición Ahora Repúblicas, con la que concurrió a las elecciones de 26 de mayo de 2019.

La Sala concluye por unanimidad que en la petición de suspensión cautelarísima debe ponderarse de un lado, la alegación que realiza el recurrente de vulneración de los derechos de sufragio pasivo, sufragio activo de los electores y la protección institucional del Parlamento Europeo,  con la existencia, de otro lado, de una sentencia penal firme del Tribunal Supremo, siendo “obligado dar preferencia con carácter abstracto a una sentencia penal firme, máxime si ha sido dictada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo”.

Indica el Auto que aunque esta circunstancia no sea favorable a los intereses del recurrente, ello no significa que se vulneren los derechos aducidos ni que se esté vulnerando el Derecho de la Unión Europea en base a lo que expone la propia Sentencia del TJUE de 19 de diciembre de 2019 (C- 502/2019) en la que se reconoció su condición como eurodiputado.

La Sala concluye en el Auto que la prevalencia del orden penal impide que puedan tomar decisiones que puedan “interferir en la ejecución de una sentencia penal firme”.

Fuente institucional: Consejo General del Poder Judicial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here