Condenado un magistrado por prevaricación.

Incorpora la pérdida del cargo de magistrado así como la imposibilidad de obtener durante esos tres años empleo o cargo público en el ámbito de la administración de justicia que conlleve el ejercicio de funciones jurisdiccionales o de gobierno judicial.

Redacción editorial,

Carlos Iván Sastre Mateos.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado a tres años de inhabilitación especial para empleo o cargo público al magistrado J.A.T. por la comisión de un delito de prevaricación imprudente, en concurso de normas con un delito de revelación de secretos.

Resultó acreditado que el magistrado actuase del modo en que lo hizo con la intención o voluntad que exige la modalidad dolosa de la prevaricación. Por el contrario, la forma de proceder del magistrado, analizada en su conjunto, es indudablemente descuidada, pues se omitieron los más elementales deberes de comprobación y verificación del objeto de lo pedido y de las limitaciones que se cernían sobre tal solicitud por razones de falta de personación.

Por último , los jueces señalan que no pueden admitir, desde la imparcialidad constitucional a la que están obligados como Tribunal, descalificaciones fundadas en hipótesis que no se encuentren respaldadas por las pruebas practicadas en juicio.

fuente institucional

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here