Redacción editorial, 

Laura Traistaru. 

Es importante saber, en primer lugar, que la Ley 2/1995, de 6 de abril, crea la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, como organismo autónomo de carácter administrativo, con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para la ejecución de las competencias atribuidas.

En desarrollo de la citada ley, se aprueba el Reglamento General de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, por Decreto 2/1998, de 8 de enero, mediante el cual se establece el régimen de organización y funcionamiento de este organismo.

Además, por Decreto 34/2014 de 31 de julio, se modifica el Decreto 2/1998, de 8 de enero, con el fin de adecuar las unidades administrativas en que se estructura la Gerencia de Servicios Sociales al nuevo sistema de servicios sociales. No obstante, habiendo transcurrido cierto tiempo desde esta modificación, se ha visto la necesidad de adaptar la estructura de este organismo a un nuevo contexto, que permita dar respuesta a las actuales demandas sociales existentes.

La Gerencia de Servicios Sociales como organismo integrador de las prestaciones del sistema de servicios sociales de Castilla y León debe contar con una estructura que le permita garantizar la igualdad de oportunidades de todos los castellanos y leoneses y la asistencia social a las personas que la precisen, haciendo especial hincapié́ en las personas más vulnerables, dando respuesta a la diversidad existente.

La novedad más importante, es que las funciones que venía desempeñando la Dirección General de Familia y Políticas Sociales, van a ser asumidas por dos nuevas direcciones generales, con el fin de prestar una mejor atención a las personas. 

Así, se crea la Dirección General de Familias, Infancia y Atención a la Diversidad, y la Dirección General de Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Atención a la Dependencia.

Además de las direcciones generales antes referidas, se mantienen bajo la dependencia orgánica del titular de la Gerencia de Servicios Sociales la Dirección General de la Mujer, el Comisionado Regional para la Droga, la Dirección Técnica Administrativa, y la Dirección Técnica de Recursos Humanos y Gestión de Centros.

En consecuencia, los servicios que conforman la estructura de las direcciones técnicas dependientes de las nuevas direcciones generales son objeto de una reordenación para adecuarlos a la nueva estructura de la Gerencia de Servicios Sociales.

Por otro lado, se modifica la dependencia del Servicio de Contratación, que pasa a depender de la Dirección Técnica de Recursos Humanos y Gestión de Centros, dada su mayor vinculación con el ámbito competencial de esta dirección técnica.

Fuente institucional 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here