Transcurridos seis meses desde la solicitud de la tasación, opera la caducidad.

Sentencia nº 884 de 13 de junio de 2019 dictada en el PO 431/2018 (CL 224/18), de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Transcurridos seis meses desde la solicitud de la TPC hasta que se concluye el expediente de tasación dictándose una liquidación, opera la caducidad prevista en el art. 104.1 de la LGT

Redacción editorial,

Carlos Iván Sastre Mateos.

Transcurridos seis meses desde la solicitud de la tasación pericial contradictoria (TPC) hasta que se concluye el expediente de tasación dictándose una liquidación, opera la caducidad prevista en el art. 104.1 de la Ley General Tributaria (LGT), tanto cuando el retraso es imputable al interesado, supuesto contemplado expresamente, como cuando es imputable el retraso a la propia Administración.

El TSj de Castilla y León explica que la TPC se integra en un procedimiento administrativo que tiene por objeto confirmar o corregir en cada caso las valoraciones efectuadas por la Administración tributaria, que se inicia con la solicitud del interesado y que culmina con la emisión de un acto administrativo, normalmente, con una nueva liquidación conforme a la valoración que se ha determinado en el procedimiento de tasación.

La TPC no es un procedimiento impugnatorio, sino un procedimiento de aplicación de los tributos y como tal, la Administración tiene la obligación de resolver todas las cuestiones que se planteen.

Con todo esto, es de aplicación el plazo de resolución de 6 meses del art. 104.1 LGT, no incluyéndose en su cómputo las dilaciones en el procedimiento por causa no imputable a la Administración. El incumplimiento del plazo del artículo 104.1 LGT no determina, sin embargo, el silencio positivo a que se refiere el artículo 104.3 LGT, ni, en cualquier caso, que se acepte la valoración propuesta por el perito del obligado tributario.

Fuente institucional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here