Una empresa de videojuegos puede aplicarse la deducción por innovación tecnológica

La programación de videojuegos constituirá una innovación tecnológica siempre y cuando suponga la obtención de un nuevo producto o mejore sustancialmente uno ya existente

Una empresa dedicada a la programación de videojuegos consulta a la DGT si puede aplicarse la deducción por actividades de innovación tecnológica a su actividad, aun cuando su desarrollo se quede en meros prototipos o no se comercialicen en las distintas plataformas de descarga.

En primer lugar, se recuerdan cuáles son los criterios para que pueda hablarse de una innovación tecnológica. Debe tratarse de una novedad o mejora sustancial, esto es un cambio esencial de las características básicas e intrínsecas del producto o proceso desde el punto de vista tecnológico. No es preciso que se obtenga un nuevo producto inexistente en el mercado, sino que es suficiente que lo sea en el ámbito de la entidad que lo lleva a cabo.

Así las cosas, la programación de videojuegos constituirá una innovación tecnológica siempre y cuando suponga la obtención de un nuevo producto o mejore sustancialmente uno ya existente, no admitiéndose la práctica de la deducción en los casos de simples actualizaciones de videojuegos existentes.

En segundo lugar y con respecto a la obtención del informe motivado, se indica que este no es preceptivo, pues el tenor del art. 35.2.4 a) de la LIS establece que «los contribuyentes podrán aportar informe motivado emitido por el Ministerio de Economía y Competitividad o por un organismo adscrito a éste». Ese informe certificará el cumplimiento de los requisitos exigibles para calificar sus actividades como investigación y desarrollo, y tendrá, como no podía ser de otra manera, carácter vinculante para la Administración tributaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here