Sucesión de contratos de duración determinada para atender a necesidades permanentes

El Tribunal Supremo estima el recurso de casación para la unificación de doctrina presentado por un profesor de la Universidad de Barcelona vinculado mediante contratos de asociado, colaborador y lector. El Tribunal casa y anula la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Barcelona, confirmando la sentencia del Juzgado de lo Social, de fecha 4 de diciembre de 2014, que estimó la demanda de despido, declarando la improcedencia del mismo y condenando a la Universidad de Barcelona a readmitirle o a abonarle una indemnización de 48.802,17 euros.

Las sentencias comparadas han llegado a resultados bien diferentes: así la sentencia recurrida entiende que la temporalidad sucesiva en las condiciones descritas no llevaría aparejada la declaración de indefinición de la relación entre las partes, sino que resultaría determinante de la nulidad total del contrato del profesor habida cuenta de que ni en su génesis, ni en su desarrollo se habrían cumplido las exigencias que para la modalidad contractual utilizada exige la legislación universitaria que la regula. En consecuencia desestima la demanda de despido.

Finalmente, la sentencia afirma que nos encontramos, sin duda, ante una sucesión de contratos de duración determinada para atender a necesidades que en realidad no tienen carácter temporal, sino muy al contrario permanente y duradero, naturaleza que no está justificada a efectos de la cláusula 5, punto 1, letra a) del Acuerdo marco, puesto que pueden utilizarse para el desempeño permanente y duradero, aun a tiempo parcial, de tareas docentes incluidas normalmente en la actividad del personal docente permanente.

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.com Marginal: 70388331

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here