Se condena a una mujer a 7 años de cárcel por prostituir a otra

La Audiencia Provincial de Almería condena a pena de prisión a una mujer por prostituir a otra tras haber sido sometida a vudú en su país de origen

La Audiencia Provincial de Almería condena a pena de prisión a una mujer por prostituir a otra tras haber sido sometida a vudú en su país de origen

La Audiencia Provincial de Almería ha dictado una sentencia condenando a la acusada a una pena de siete años de cárcel por un delito de trata de seres humanos, en concurso con otros delitos, uno de inmigración ilegal y otro de prostitución.

Una mujer ha sido condenada por captar a través del engaño a una mujer para obligarla a prostituirse para saldar una supuesta deuda de 30.000 euros. Los hechos relatados en la reciente sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Almería señalan que la mujer acusada introdujo a la víctima ilegalmente en España.

La víctima, teniendo presente que tenía que mantener a su hija menor de edad y que en su país de origen, Nigeria, había sido sometida a rituales vudú “que le hacían presagiar males futuros si no accedía a las imposiciones”. La acusada de 44 años sometió a la víctima con “engaño y abuso de superioridad”, aprovechándose de la situación de la víctima y ofreciéndole un presunto puesto de peluquería cuando llegase a España.

Al llegar a España, la acusada obligó a la víctima que se prostituyera para poder pagar la deuda derivada del coste de su viaje a España.

Durante los ocho meses que estuvo la víctima en un pueblo de Almería (Roquetas de Mar), ésta realizó “servicios sexuales en condiciones insalubres y cobrando cantidades irrisorias de dinero que se veía obligada a abonar a la acusada”. Llegó a abonar hasta 6.000 euros. Previamente había sido explotada en Fuenlabrada (Madrid) después de haber sido llevada al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras por haber sido interceptada por una patera que venía de Marruecos.

El magistrado ponente, Luis Durbán, resalta la captación donde ha habido eficacia “merced a la desesperada situación de la víctima”. El tribunal ha dado total credibilidad a la víctima, quien ha entendido la situación de aislamiento que se encontraba desde su llegada a España: “en un lugar extraño, sin domicilio y sin trabajo, sin su red de apoyo familiar, sin conocidos y sin hablar el idioma”.

Por su parte, la defensa de la acusada ha basado su respuesta en que la denuncia se planteó en base al “Condenada en Almería a siete años de cárcel por prostituir a una mujer tras someterla a vudú

“deseo de obtener su propia regularización mediante la denuncia de hechos que podrían beneficiarle conforme a la legislación de extranjería y al ánimo de venganza por la lesiones que sufrió su hija estando al cuidado de la acusada”. Sin embargo, se relata en la sentencia que la víctima sigue en un estado “irregular en el país” y que acudió a la Policía “cuando se convenció de que su vida era una mierda”. Además, la víctima ha aportado fechas, localizaciones y demás datos para apoyar su testimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here