Posible efecto dominó del Caso Volkswagen

e-ernesto-diaz-bastien_alta.jpg

Por Ernesto Díaz-Bastien y Sergio Berenguer Pascual

El mercado no es ajeno a la convulsión que está sufriendo estos días el sector automovilístico. Y no es para menos. La confesión del fraude realizado por la firma alemana Volkswagen, que ha llevado a renunciar a su CEO Martin Winterkorn después de que la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) detectase una manipulación en las emisiones de dióxido de carbono de ciertos vehículos de la compañía, puede ser sólo la punta del iceberg, no ya por la auto-reconocida fraudulenta actuación de dicha firma, sino por las posibles manipulaciones efectuadas por otras compañías del mismo sector que podrían estar en estos momentos en el punto de mira de los organismos competentes de los distintos países.
Ciertamente estamos ante un caso en que la propia Volkswagen ha reconocido públicamente su responsabilidad, en unos hechos en los que aparentemente se habría beneficiado de forma directa y con carácter sistemático durante más de cinco años. No sería de extrañar que por parte de diversas autoridades estatales se iniciasen acciones penales contra el Grupo Volkswagen y sus directivos.
En este sentido destacamos que hace escasos meses entró en vigor en España una reforma del Código Penal que vino a introducir novedades relevantes en materia de responsabilidad penal de las personas jurídicas, y que, dado el caso, podría ser aplicada a los posibles procedimientos penales que se inicien en nuestro país.
¿Será este el momento en que se incoe un procedimiento penal dirigido contra un gran Grupo empresarial en España? Lo desconocemos, pero lo que sí intuimos es que, pase lo que pase, el escándalo de Volkswagen podría afectar al resto de automovilísticas que están asentadas o actúan en España, al más puro efecto dominó.