Orientaciones para nuestra declaración de la renta

El pasado 5 de abril comenzó la campaña de la Renta 2016, que se extenderá hasta el 30 de junio.

 

El despacho de abogados experto en derecho tributario Roca & Asociados, www.rocassoc.es quiere remarcar una serie de puntos a tener en cuanta a la hora de elaborar la declaración para que los contribuyentes no tengan que enfrentarse a futuros contratiempos.

¿Tenemos obligación de hacerla?

En primer lugar, se debe tener en cuenta si el contribuyente tiene obligación de realizar la declaración. Los trabajadores con salarios inferiores a los 22.000 euros brutos anuales no tienen por qué hacerla, siempre y cuando este sueldo proceda de un solo pagador o bien si, procediendo de varios, la suma de lo ingresado por parte del segundo y restantes no excede los 1.500 euros al año. En caso contrario, si supera esta cantidad, el límite exento será de 12.000 euros brutos anuales, en lugar de 22.000 euros.

Posponer la declaración: un error habitual que puede traer complicaciones

Una vez que se haya comprobado la obligación de efectuar la declaración de la Renta, en Roca & Asociados recomiendan que no se presente la declaración en el último momento, como suele ocurrir en muchos hogares españoles, para poder subsanar a tiempo cualquier error que se derive de la compleja Ley Tributaria. El pasado 5 de abril se abrieron los servicios telemáticos y por vía telefónica de información para que los españoles puedan presentar sus borradores y declaraciones a través de Internet y a partir de mayo se podrá realizar la declaración en las oficinas de la Agencia. “Aconsejamos que los españoles comiencen a trabajar en sus borradores cuanto antes, ya se recomienda una revisión con calma y es posible que surjan varias dudas durante el proceso”, afirman los expertos del bufete. Además, este año, se ha incorporado como novedad el sistema Renta Web, una herramienta online para presentar borradores y declaraciones, diferente al ya extinto Programa Padre, que se usaba anteriormente.

Como ya han recordado desde la propia Agencia Tributaria, es imprescindible que se revisen todos los datos que aparecen el borrador, especialmente si la situación personal ha cambiado a lo largo del último año. Los traslados de domicilio, el matrimonio o los nacimientos influyen en los impuestos, de modo que habrá que revisar concienzudamente que todo esté correcto.

Traslado de vivienda, nacimiento de un hijo u otro tipo de cambio en la situación

“Es en este momento cuando conviene tener a mano las declaraciones realizadas en años anteriores, que siempre nos pueden resultar útiles para recordar algún dato importante que tener en cuenta durante el actual ejercicio y que se nos pueda haber pasado. Es importante que se miren con lupa las deducciones que corresponden por motivos familiares, como por ejemplo la situación de familia numerosa o el supuesto de tener a cargo algún descendiente discapacitado, y aquellas que vienen dadas por la adquisición de una vivienda o las rebajas que se producen por planes de pensiones o planes de ahorro”, continúa el presidente de Roca & Asociados.

Los expertos especializados en cuestiones tributarias del despacho recomiendan, por último, que “ante cualquier problema o indecisión que pueda surgir a la hora de elaborar la declaración de la renta, los contribuyentes se dejen aconsejar por manos expertas. Es absolutamente normal que si no manejamos la ley todos los días y no estamos al tanto de las reformas fiscales que se van realizando desde el Gobierno, se nos escape algún aspecto que nos pueda resultar beneficioso o bien nos surjan dudas durante la declaración. No deja de ser una tarea tediosa para muchos españoles y en esos casos siempre habrá un experto en la materia que tenga los conocimientos adecuados que servirán de mucha ayuda y que le recomendarán cómo proceder para presentar la declaración, de manera que sea justa y beneficiosa para el contribuyente”.