Obtención de dinero mediante el fraudulento acceso a las claves bancarias de usuarios

Los hechos declarados probados son constitutivos de un delito estafa informática previsto y penado en los artículos 248.2 y 249 del Código Penal, en el que se castiga a aquellos que “con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consigan una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro”.

Se trata de obtener dinero mediante el fraudulento acceso a las claves bancarias de usuarios de Internet y, a partir de ahí, buscar una fórmula que permita colocar esos remanentes dinerarios, a nombre de personas de difícil identificación por los agentes de policía del Estado en cuyo territorio se efectúan el acceso inconsentido a las cuentas de la víctima y posteriormente en muchos de los casos trasferir el dinero a terceros residentes en el extranjero.

Consecuentemente, la Audiencia Provincial de Asturias considera que del referido delito es responsable criminalmente en concepto de autor, por cooperación necesaria, por haber ejecutado directa material y voluntariamente los hechos que lo integran ( Art. 27 y 28b del C. Penal ) según resulta de la prueba practicada en la vista oral y de documental incorporada a las actuaciones, entre la que figuran los extractos bancarios de los movimientos de la cuenta de Cajastur que aperturó a su nombre.

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.com Marginal: 70392641

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here