Los test de paternidad se han multiplicado en los últimos años

El número de test de paternidad se ha multiplicado exponencialmente en los últimos cincos años y las razones, según SYNLAB, son muy diversas. Impulsado por una sensible reducción del coste de la prueba, este tipo de test se ha empezado a utilizar en procesos complejos de separación o divorcio, y derechos de visita y custodia; cuando se sospecha la infidelidad del cónyuge; en embarazos tras violación, en el reencuentro de familiares tras muchos años de separación y en casos de “niños robados”.

El test permite determinar la paternidad biológica del individuo a partir del análisis del ADN tanto del interesado como del supuesto padre y en determinadas ocasiones también de la madre. El ADN es la información genética de cada persona y está presente en todas las células del organismo.

El Test de Paternidad de SYNLAB analiza 15 variantes genéticas sin revelar ninguna otra información genética adicional sobre el individuo.

Las variantes analizadas están validadas por la Sociedad Internacional de Genética Forense (ISFG), y garantizan una probabilidad de exclusión a priori acumulada mayor al 0.9995, que supera el nivel de exigencia de la ISFG. La probabilidad de paternidad del análisis es igual o superior al 99.99% (paternidad prácticamente probada), y del 100% para la exclusión de la paternidad. Para un análisis completo se aconseja el análisis del ADN materno. En ausencia del posible padre, el test de paternidad SYNLAB puede realizarse a partir de muestras de ambos abuelos paternos.

Existen tres posibles estudios de paternidad biológica, que son técnicamente idénticos pero se diferencian en la finalidad por la cual se solicitan. El primero tiene como objetivo el Estudio informativo de paternidad. El solicitante obtiene las muestras en su domicilio y hace entrega de las mismas al laboratorio. En consecuencia, el informe del análisis no tiene validez legal, por lo que se realiza por mera curiosidad. El segundo es el Estudio legal de paternidad. En este caso, el informe de este estudio tiene validez oficial y legal, de forma que existe un protocolo de identificación de los participantes y una cadena de custodia de las muestras, tal como exigen los procedimientos legales del proceso judicial en España.

Finalmente, el Estudio legal de paternidad prenatal determina la paternidad biológica del feto, a partir de una muestra de líquido amniótico o de vellosidades coriales. El informe del estudio tiene también validez oficial y legal, por lo que es necesario seguir los mismos protocolos y procedimientos de cadena de custodia de las muestras.

Para realizar el test se requiere, según el tipo de estudio, sangre total con EDTA, frotis bucal o sangre con lanceta, además de consentimiento informado, cadena de custodia y documentos acreditativos, según el tipo de estudio solicitado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here