Los sueldos de los directivos en Portugal superan a los de España

Seresco, compañía española líder en soluciones de software/outsourcing de nóminas y recursos humanos, ha presentado las últimas novedades de su estudio elaborado en colaboración con los miembros de la Payroll Service Alliance (grupo de organizaciones internacionales de servicios de outsourcing de nómina) en el que han analizado y comparado los sueldos de los directivos en Alemania, Reino Unido, Francia, España y, ahora, también Portugal gracias a los datos aportados por Seresco Atlántico, la delegación portuguesa Seresco.

Según las conclusiones del estudio y con la aportación de Portugal a la comparativa, los sueldos de los directivos españoles quedarían en penúltima posición de este ranking, solo por delante de Reino Unido. Así, el empleado francés es el que percibe un salario neto más elevado a final de mes, con 3.762,29€. Por detrás quedan el trabajador de Portugal, con 2.121,83€, el trabajador de Alemania, con 2.107,97€; y prácticamente iguales por el cambio de libras a euros, el sueldo de los españoles, con 2.061,83€; y el de los británicos, con £1.849,90.
Para realizar este estudio, se ha tomado como referencia un empleado con cargo directivo y un salario bruto anual de 60.000€, incluyendo el pago en especie de un vehículo, tickets restaurante y seguro médico. Por su parte, a la hora de calcular el sueldo neto final, se han analizado los aspectos de cada país que repercuten en la nómina mensual y se han tenido en cuenta las siguientes variables: salario bruto; salario bruto más pago en especie; IRPF; Seguridad Social; otras deducciones; contribuciones de la empresa y salario neto.
Portugal y España no suman el pago en especie al bruto

La comparativa ha permitido conocer las peculiaridades de cada país en materia de tributación y pago de los salarios, dibujando un panorama muy diferente en función de dónde trabaje cada empleado. Así, en Portugal, al igual que en España, el pago en especie (seguro médico, tickets restaurante) no se suma al salario bruto total y, por lo tanto, no influye en el cálculo del IRPF y la Seguridad Social.
En el caso del coche de empresa, en Portugal el pago se tributa anualmente cuando el empleado hace la declaración individual de devengos, mientas que en España el pago en especie del vehículo sí tributa en el IRPF. En cuanto al empleado de Francia, sólo percibe una retención por el pago en especie del vehículo en la cotización por la Seguridad Social, ya que el IRPF se le retiene una vez a final de año. Además, tiene una cotización aparte por el pago en especie de tickets restaurante.

Por otro lado, en la nómina de Alemania y Francia no se incluye el seguro médico como pago en especie ya que está incluido, como servicio público, dentro de la cotización de la Seguridad Social.
Además, el estudio también establece diferencias entre el número de pagas que reciben los directivos en cada país y, mientras que en Reino Unido y Francia lo más común son las 12 pagas anuales, en Alemania, España y Portugal los salarios se reparten en 14 pagas, por lo que su base mensual bruta, de partida, es inferior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here