Los problemas de la coexistencia de tribunales nacionales en internacionales

Estos han sido analizados por El catedrático Ángel Gómez en el segundo curso de la Escuela de Verano del Poder Judicial.

Don Ángel Gómez Montoro es  catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Navarra y exrector de la misma. “Si durante décadas el protagonismo de la tutela de los derechos ha correspondido a los tribunales nacionales, y en particular a los tribunales constitucionales, en los últimos años es cada vez más relevante el papel de los tribunales internacionales, entre los que cabe destacar la Corte Interamericana de Derechos Humanos y, en nuestro ámbito, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”, afirmó ayer el profesor.
Para Gómez Montoro, estos tribunales, “con su jurisprudencia, establecen estándares de protección comunes para los Estados miembro que, en muchos casos, se han traducido en mayores niveles de garantía”. No obstante,  reconoció que, “al mismo tiempo, la coexistencia de tribunales nacionales e internacionales plantea algunos problemas, especialmente si no se tiene en cuenta la distinta naturaleza de una Declaración de Derechos y de una Constitución y si, como cada vez es más habitual, las cortes internacionales realizan interpretaciones expansivas de los derechos a costa del margen de apreciación nacional”.
Intervino también en este segundo de curso de la Escuela, que se celebra en el pazo de Mariñán, Carlos Gómez Martínez, presidente de la Sección nº3 de la Audiencia Provincial de Baleares, quien centró su intervención en el Consejo Consultivo de los Jueces Europeos, “un organismo del Consejo de Europa que tiene como misión reforzar el papel de los jueces y promover el buen funcionamiento de los sistemas judiciales europeos para garantizar la efectividad de los derechos consagrados en la Convención Europea de los Derechos del Hombre”. Gómez recordó que “es, además, un foro de intercambio informal entre los jueces del continente, que ejerce una influencia basada en la persuasión y a él acuden a menudo los jueces en busca de legitimidad para sus propuestas de mejora”.
En la misma mesa redonda que Carlos Gómez Martínez participó Orlando Viegas Martins Afonso, juiz conselheiro do Supremo Tribunal de Justiça y expresidente del Consejo Consultivo de Jueces Europeos, quien ha destacado la importancia de dar a conocer este trabajo comunitario “para que los jueces no permanezcan cerrados en sus países y sean conscientes de que forman parte de una aldea global”. Para Orlando Viegas, la relevancia del Consejo Consultivo viene dada por su capacidad para destacar valores comunes. “A pesar de que los sistemas judiciales sean diferentes, hay valores que son comunes en Europa, como la independencia de los jueces, la imparcialidad y el respeto por los derechos humanos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here