La caída de empleo público no afecta a la Administración de Justicia

El total de empleados públicos se ha reducido en un 8% desde el año 2011. Un importante reajuste que no afecta a la Administración de Justicia, los sectores de Sanidad, Educación no universitaria y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado según los datos aportados por el Gobierno que asegura se trata de una reducción de empleo que no obstaculiza la prestación de servicios básicos.

Según recogen los Presupuestos Generales del Estado para 2017 (PGE) hay activos 2.986.100 trabajadores en puestos públicos, un 8% menos comparado con los más de 3.200.000 que había en 2011. El Gobierno señala que este ajuste del empleo no ha afectado a aquellos sectores considerados prioritarios (Sanidad, Educación no universitaria, Administración de Justicia y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado). El reajuste habría afectado a todos los servicios administrativos, pero “sin que la prestación de los servicios básicos se haya visto afectada”.

Para 2017 y en los nuevos presupuestos generales, el Gobierno ha confirmado que ampliará el catálogo de sectores prioritarios que se beneficiarán de una tasa de reposición del 100%. Se trata , según el Gobierno, de un dato “importante no sólo por el número de plazas ofertadas”, sino porque la nueva oferta deberá ir acompañada de un plan para recortar la interinidad en el sector público en el plazo de tres años dando estabilidad a unos 250.000 interinos, especialmente en los sectores de Educación y Sanidad.