Juan Serrada, presidente de CIMA:“La corrupción en la práctica del arbitraje es insólita”

Juan Serrada, presidente de la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA), único español que participa en la mesa principal del Congreso de la Unión Internacional de Abogados (UIA) en Macao (China).

Hoy ha dado comienzo en Macao (China) el 57º Congreso de la UIA (Unión Internacional de Abogados) con el objetivo de abordar principalmente un tema:  la corrupción en el mundo del derecho. Juan Serrada, presidente de CIMA (Corte Civil y Mercantil de Arbitraje de Madrid), ha participado esta mañana en la mesa principal del Congreso para ofrecer una perspectiva sobre la corrupción en ese ámbito más especializado, el arbitraje. Según Serrada, la confianza está en la esencia de la práctica del arbitraje por lo que “un caso de corrupción supondría un torpedo en su línea de flotación”. Sin embargo, esta irregularidad,  que de darse en el caso del arbitraje podría cobrar forma de delito de cohecho  o de negociaciones prohibidas a los funcionarios, “es prácticamente insólita”.

Además de la confianza, en el arbitraje es importante atender al cumplimiento riguroso del principio de la transparencia. Para llevarlo a cabo, “las instituciones deben proporcionar información completa sobre los servicios que ofrecen y los procedimientos internos que siguen en la administración del arbitraje; así como los criterios que siguen en el nombramiento, recusación y en su caso, remoción de árbitros”. “Prácticas todas que se cumplen en CIMA”, subrayó su presidente.

Serrada, que destacó que la eficacia en la lucha contra la corrupción “exige intensificar la cooperación internacional en materia penal”, también valoró de forma positiva los avances que se han producido recientemente porque “contribuyen a mejorar la toma de conciencia a nivel internacional”. Y puso como ejemplo que, en 2011, España ratificó el Protocolo Adicional al Convenio  Penal sobre la corrupción del Consejo de Europa (firmado en 1999) en el que se declara que “los países firmantes están convencidos de la necesidad de seguir de modo prioritario una política penal común encaminada a la protección de la sociedad contra la corrupción porque constituye una amenaza para la primacía del derecho, la democracia y los derechos humanos”.

 

El 57º Congreso que la UIA celebra por primera vez en un país asiático reunirá hasta el próximo 4 de noviembre a más de 1.200 abogados de 80 países. En total están previstas más de 43 comisiones y grupos de trabajo en los que participarán algunos de los mayores expertos legales de todo el mundo y se abordarán las mejores prácticas en temas relevantes  del derecho mercantil, laboral y bancario como: “El cloud computing: ventajas y riesgos”; “La ética en derecho inmobiliario”; “Tendencias mundiales sobre ciudadanía y nacionalidad” o “El impacto de la corrupción en cuestiones medioambientales y su efecto en el mundo de los negocios y los derechos humanos”.