Impide el pronunciamiento sobre el fondo y las excepciones procesales distintas de las del análisis de la competencia

Impugnación de convenio colectivo de ámbito local: competencia del Juzgado de lo Social, el cual deberá también conocer de la excepción de falta de legitimación activa del sindicato demandante.

La sentencia de instancia declara la falta de competencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid para conocer de la demanda de impugnación de convenio colectivo planteada por el sindicato UGT, remitiendo a las partes ante los Juzgados de lo Social de Madrid capital. Asimismo, rechaza dicha Sala de instancia la legitimación de la parte actora para el planteamiento de la acción.

El Tribunal Supremo considera que no cabe resolver el debate sobre la concurrencia o ausencia de legitimación activa y ello porque, si bien la parte recurrente no formula adecuadamente el motivo, que más bien hubiera debido de plantearse por la vía de la incongruencia de la sentencia, lo cierto es que el examen de esta concreta excepción sólo es posible de ostentar competencia para la resolución de la acción ejercitada. E, inexistente la misma, no podía negarse la legitimación, por ser esta una cuestión que necesariamente quedaba imprejuzgada.

Por ello, la Sala madrileña acertó cuando excluyó su propia competencia; debemos ahora resaltar que la consecuencia inmediata de dicha incompetencia es la interdicción para pronunciarse sobre cualquier tipo de cuestión suscitada en el litigio, sea de índole procesal -como la de la legitimación- o de carácter sustantivo.

En este punto, la sentencia incurre en clara contradicción cuando termina por apreciar en el fallo la falta de legitimación del sindicato para actuar como demandante, puesto que la Sala no era competente para hacer ese pronunciamiento y, por ello, no puede dejar prejuzgado este aspecto de la controversia litigiosa. Las partes habrán de acudir ante el órgano judicial que se estima competente y ante él dilucidar todas las alegaciones, pretensiones y excepciones que consideren oportunas y adecuadas a sus respectivos intereses, sin que el signo de las mismas venga previamente marcado por una afirmación llevada a cabo por órgano manifiestamente incompetente.

Llegados a este extremo, resulta aceptable sólo en parte la petición del recurso en el sentido de que debe dejarse sin efecto esa parte del pronunciamiento y, por tanto, declarar imprejuzgada en su totalidad la acción contenida en la demanda, siendo el órgano competente el que deberá, en su caso, dar respuesta a todas las cuestiones planteadas por las partes.

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.com Marginal: 70390637

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here