El Gobierno aprueba un Real Decreto que define la medida de mitigación equivalente a la participación en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea (RCDE UE)

06/05/2019|Gobierno de España

Este nuevo cuerpo legal, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 26 de abril, regulará la contribución de España a las medidas comunitarias para la reducción rentable de las emisiones de gases de efecto invernadero entre los años 2021 y 2025 e incluye importantes novedades para las pequeñas empresas.

Sobre el RCDE UE:

La cantidad total de determinados gases de efecto invernadero que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen está sujeta a un límite máximo. Ese límite se reduce a lo largo del tiempo de forma que las emisiones totales disminuyen.

Dentro del límite establecido, las empresas reciben o compran derechos de emisión con los que pueden comerciar entre sí en función de sus necesidades. También pueden comprar cantidades limitadas de créditos internacionales procedentes de proyectos de reducción de emisiones de todo el mundo. El límite sobre el número total de derechos disponibles garantiza que tengan un valor.

Al final de cada año, las empresas deben entregar suficientes derechos para cubrir todas sus emisiones ya que, en caso contrario, se les imponen fuertes sanciones. Si una empresa reduce sus emisiones puede conservar sus derechos sobrantes para cubrir necesidades futuras, o bien venderlos a otra empresa que no tenga suficientes.

Mediante nuevas medidas se espera que España alcance, para 2025, una reducción emisiones del 32% con respecto a 2005.

Pleno del Parlamento Europeo-EFE

Para el año 2030, la Unión Europea se ha comprometido a cumplir con el objetivo de reducción de las emisiones de, al menos, un 40 % respecto de los niveles de 1990. Para conseguir este objetivo de reducción, los sectores incluidos en el RCDE UE deberán alcanzar una reducción del 43% en relación con los niveles de 2005.

La Directiva (UE) 2018/410 del Parlamento Europeo y del Consejo de 14 de marzo de 2018 por la que se modifica la Directiva 2003/87 /CE para intensificar las reducciones de emisiones de forma eficaz en relación con los costes y facilitar las inversiones en tecnologías hipocarbónicas, así como la Decisión (UE) 2015/1814, entró en vigor el 8 de abril de 2018. Esta Directiva introduce determinadas disposiciones relacionadas con la exclusión de instalaciones de bajas emisiones del RCDE UE para el periodo de comercio 2021-2030 (conocido como la fase IV del RCDE UE), dividido, a su vez, en dos periodos de asignación gratuita de derechos de emisión (2021-2025 y 2026-2030).

Para la fase IV del RCDE UE, la Directiva (UE) 2018/410 mantiene el concepto de instalación excluida (instalaciones que hayan notificado a la autoridad competente emisiones inferiores a 25.000 toneladas equivalentes de dióxido de carbono, excluidas las emisiones de la biomasa), aunque el punto 34 de su artículo 1 modifica el párrafo segundo del apartado 3 del artículo 27 de la Directiva 2003/87/CE, dedicado a la exclusión de las pequeñas instalaciones sujetas a medidas equivalentes de mitigación, señalando que estas instalaciones, en el caso de que se reintroduzcan en el RCDE UE, permanecerán en éste por el resto del periodo de asignación durante el que se reintrodujeron.

Por otro lado, el punto 35 del artículo 1 de la Directiva (UE) 2018/410 introduce un nuevo artículo 27 bis que permite a los Estados Miembros excluir del RCDE UE a las instalaciones con emisiones inferiores a 2.500 toneladas equivalentes de dióxido de carbono, sin tener en cuenta las emisiones de biomasa. No se prevé en este caso que estas instalaciones deban realizar medidas de mitigación equivalentes.

En virtud de lo anterior, se hacía necesaria una adaptación de la legislación española, para la cuál se ha redactado el Real Decreto 317/2019. El texto consta de nueve artículos, una disposición adicional, una disposición transitoria, una disposición derogatoria y cuatro disposiciones finales.

Entrada al Ministerio de Transición Ecológica-Gobierno de España

Este Real Decreto hace referencia, además de a las características de las que deben revestirse las medidas de mitigación de emisiones, a medidas de flexibilidad en cuanto al cumplimiento de las medidas (entrega de derechos de emisión y arrastre de la cuota de emisiones), al sistema de sanciones para todo aquel que no cumpla con sus obligaciones y a la reintroducción de instalaciones excluidas, junto con un sistema de uso de los derechos de emisión, que hayan sido entregados al gobierno tras la exclusión de instalaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here