Entrevistamos a Jordi Pintó, candidato a Decano del ICAB

Jordi Pintó abogado de nacimiento y por vocación se presenta a decano del Colegio de Abogados de Barcelona para dar un cambio de 180º

Jordi Pintó abogado de nacimiento y por vocación se presenta a decano del Colegio de Abogados de Barcelona para dar un cambio de 180º. Defiende romper con el modelo colegial actual, modernizando la institución para convertirla en una de las mejores de Europa.

 

Si tuviera que resaltar o resumir su candidatura en una idea o propuesta ¿Cuál sería?

Un programa preciso, en un marco de transparencia. Un programa que además de velar por la independencia, defensa y dignidad de la abogacía, pretende prestar a la abogacía una serie de nuevos servicios realmente útiles y relacionados con el ejercicio de nuestra profesión. Servicios tangibles.

¿Qué quiere hacer cuando llegue al Colegio?

Si la abogacía barcelonesa nos da su confianza lo que haremos al llegar al gobierno del Icab, es aplicar el programa que hemos presentado al electorado.

¿Puede contarnos las medidas o propuestas que defiende para implantar en el Colegio de Abogados?

Son las medidas que figuran en nuestro programa que está depositado ante notario.

  1. Transparencia: Crearemos un Colegio de la Abogacía absolutamente transparente. Toda nuestra acción de gobierno se desarrollará en un nuevo marco de transparencia.

 

  1. La cocina sí, y el comedor no: En un lenguaje metafórico, el decano y su junta tiene que estar en la cocina, y no en el comedor donde se sirve. Debe conocer los primeros borradores de los anteproyectos, y estar presente en la preparación de las leyes.

 

  1. Recruitment Consultant: Desarrollo de habilidades comerciales para abogados jóvenes. Sustituiremos las viejas bolsas de trabajo por un servicio profesionalizado de recruiment a favor de la abogada/o joven y de headhunter para las abogadas/os sin trabajo.

 

  1. Reclamación de minutas: Será el ICAB el que haga la reclamación y todos los trámites necesarios. Crearemos un servicio de reclamación de minutas, y así las colegiadas y colegiados dejarán de preocuparse de este problema.

 

  1. Alertas de retrasos en los vuelos: Instalaremos pantallas electrónicas que no solo nos informarán de nuestros juicios sino de los retrasos que se vayan produciendo. Esta información nos llegará también por el móvil.

 

  1. Turno de oficio: Hemos de poner en valor al abogado de oficio, frente a la administración. Nos enfrentaremos con contundencia a la administración, hasta conseguir unos honorarios dignos. Las buenas palabras, diplomacia y pleitesía, no han dado resultados. Es obvio que hay que explorar otras vías.

 

  1. Formación gratuita. Los seniors representan la sabiduría del Colegio: Crearemos un servicio en el que los seniors contestarán y resolverán todas las dudas que las abogadas/os jóvenes y no tan jóvenes tengan.

 

  1. El decano de todos y todas: La defensa y protección del abogado/a es el objetivo principal para que tengamos una abogacía libre, independiente y respetada.

 

  1. Gestor del Abogado: Para evitar esperas innecesarias, crearemos la figura del gestor del abogado que atenderá directa y personalmente a todos los miembros de la abogacía.

 

  1. Agua, café humeante y servicio de togas limpias: No solo se trata de tener máquinas de vending o jarras de agua para saciar la sed. Los segundos que nos da abrir el botellín de agua mineral, nos permite recordar el hilo conductor de nuestra intervención.

 

  1. Guardería infantil: Guardería infantil en las ciudades judiciales, donde las abogadas/os puedan dejar a sus hijos durante la celebración de actos judiciales.

 

  1. Seguro de responsabilidad civil del abogado: No permitiremos que los abogados paguen más por este servicio de lo que se paga en el mercado.

 

  1. Relaciones Internacionales, siempre que sean en beneficio de toda la abogacía: Hemos de ser muy cuidadosos si nos vamos al extranjero representando al ICAB para fomentar negocios y potenciar las relaciones de empresarios y abogados de otros países.

 

  1. Defensor del abogado frente a la administración de justicia: Será una abogada/o que desde el momento en que asuma el cargo, lo hará en exclusiva.

 

  1. EPJ-Campus-Formación continua abierta: Cualquier compañero/a que reúna las condiciones técnicas y experiencia necesaria, podrá optar a dar clases.

 

  1. Plataforma tecnológica con servicios de valor para los colegiados: Los colegiados dispondrán de acceso a una plataforma tecnológica desde donde tendrán programas para gestionar su despacho.

 

  1. Reducción de las cuotas colegiales: Analizaremos y estudiaremos la reducción de las cuotas colegiales en todos sus tramos.

 

  1. La gran sorpresa: Es nuestro secreto mejor guardado, que comunicaremos antes de las elecciones.

 

Estos últimos meses, hemos informado del tema de la póliza de responsabilidad civil del colegio, ¿Cuál es su postura? ¿Lo cambiará o lo mantendrá?

La póliza de Responsabilidad Civil trataremos de renegociarla para que se sitúe en un precio de mercado, como el que han conseguido otros muchos colegios de abogados. En este tema no deja de sorprenderme que solo nuestra candidatura, fuera la que denunciara el tema. Mis compañeros de otras candidaturas no dijeron nada.

¿Qué opinión le merece la gestión de la actual Junta de Gobierno?

Yo tengo mucho respeto y admiración personal por el actual Decano y su Junta, pero mi forma de concebir el gobierno del Icab es radicalmente distinta.

¿Cómo sería su decano ideal?

Una persona honrada que conozca bien la profesión, con dilatada experiencia en el ejercicio de la abogacía y con conocimiento de la gestión y gobierno de instituciones importantes. Una persona que llegue al colegio para servirlo, no para promocionar su carrera profesional.

Desde un punto de vista más personal, ¿por qué ha decidido presentarse a decano del ICAB?

Después de más de 30 años de ejercicio y de asumir importantes responsabilidades institucionales, creo desde la humildad reunir condiciones, para junto con mis compañeros de candidatura, saber aplicar las medidas de nuestro programa que pienso sinceramente, mejorarán radicalmente las prestaciones del ICAB hacia sus miembros y por ello hacia la sociedad.

¿Por qué decidió estudiar derecho y dedicarse a la abogacía?

Desde muy joven pude ver de cerca los efectos de la intervención de la abogacía en la libertad del ser humano en todos los aspectos. Me impresionó, me di cuenta de la importancia y trascendencia de nuestra profesión.

Si no se presentase usted, ¿quién le gustaría que fuera su futuro decano?

Como he manifestado en otra respuesta “una persona honrada que conozca bien la profesión, con dilatada experiencia en el ejercicio de la abogacía y con conocimiento de la gestión y gobierno de instituciones importantes. Una persona que llegue al colegio para servirlo, no para promocionar su carrera profesional”.

Si no hubiera ejercido la abogacía ¿a qué le hubiera gustado dedicarse?

Cuando era muy pequeño quería ser piloto de aviación. Después, ya en serio, solo compitió muy levemente con el derecho, la medicina. Siempre he pensado que el derecho y la medicina son las dos profesiones más importantes de nuestro mundo. Velan por la dignidad, libertad y salud del ser humano. ¿Hay algo más importante? Creo que no.

Página web

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here